Hay que recuperar el control de la Universidad Industrial de Santander | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Editorial


Hay que recuperar el control de la Universidad Industrial de Santander



Hay que recuperar el control de la Universidad Industrial de Santander | EL FRENTE

Cuando al profesor emérito de la Universidad Industrial de Santander, Armando Martínez Garnica, lo sacaron a empellones del salón de clase de la Universidad Industrial de Santander y le notificaron que era persona no grata por sujetos encapuchados que se autoproclaman como los nuevos amos de la principal institución académica del oriente colombiano, los llamados   estamentos universitarios   guardaron silencio.

 La noticia llegó tardíamente a los medios de comunicación, porque sobre esas cosas   menores   aplican excesiva prudencia.

Era el preludio de lo que iba a ocurrir en la ceremonia de graduación de nuevos profesionales, donde pretendieron secuestrar al rector titular, ingeniero Hernán Porras Díaz, una persona que ha respetado la   autonomía universitaria  , delegando las investigaciones disciplinarias en un Consejo Académico, que no ha operado con el rigor que requieren las nuevas circunstancias de inseguridad al interior del plantel de enseñanza superior, que queremos y respetamos todos los colombianos.

A raíz de los hechos de extrema gravedad, preguntamos al Señor Comandante de la Policía Metropolitana, Brigadier General Samuel Darío Bernal, por qué la Policía no había ingresado al campus universitario para investigar los hechos y nos advirtió que solamente cuando las autoridades universitarias lo soliciten pueden hacerlo.

Y uno se pregunta: ¿por qué en este oleaje de agitación y caos, la policía nacional no puede ingresar al establecimiento para investigar los hechos, sin pedirle pedirles permiso a las autoridades civiles, cuando se está frente a la consumación de un delito grave, como fue el intento de secuestro?

El ordenamiento jurídico, vigente en Colombia, señala que   todo ciudadano está en la obligación de denunciar a quienes cometen un delito grave, porque de lo contrario se convertirían en cómplices de una acción criminal  .

 Y en los últimos dos años se han producido acciones de extrema gravedad, como las que se presentaron durante el pasado   Paro Nacional Indefinido   donde elemento infiltrados en las marchas de protesta de los estudiantes de la UIS, intentaron asesinar a miembros de la policía nacional.

La Universidad Industrial de Santander, fundada en 1948, ha sido siempre un motivo de orgullo para los santandereanos, porque los hijos de los pobres han podido estudiar y convertirse, muchos de ellos, en brillantes profesionales de la ingeniería, la medicina, la arquitectura, las ciencias sociales y las licenciaturas de todo orden.

 Son setenta y dos (72) carreras universitarias que cuentan con la financiación del gobierno nacional y en menor grado, con el apoyo del presupuesto departamental. Miles de estudiantes están exentos de pagar derechos de matrícula y reciben subsidios monetarios para su sostenimiento.

En EL FRENTE preguntamos, ¿Cómo van las investigaciones por el intento de secuestro al rector, ingeniero Hernán Porras Díaz? Y casi siempre dicen lo mismo, que no se sabe quiénes eran los encapuchados, cuando todo el mundo sabe que se trata de personas que llevan años creando situaciones de indisciplina y de conflicto al interior de la UIS.

El señor gobernador del departamento, que es el presidente del Consejo Superior Universitario, ha dicho que   no puede haber impunidad   en situaciones de hecho, que deben ser investigadas por la Fiscalía General de la Nación. El ingeniero Hernán Porras presentó renuncia ante el Consejo Superior, pero no se la aceptaron y se fue de vacaciones, dejando encargado al vicerrector académico.  

Hay que recuperar el control disciplinario de la Universidad Industrial de Santander, donde se cuenta con una nómina de catedráticos de alta calificación.

 Pero no puede ser que, en cada semestre, el bochinche de los revoltosos siga causando tanto daño a uno de los establecimientos de enseñanza superior, que está recibiendo y ha recibido, mediante la gestión del señor rector Porras Díaz y de la gobernación de Santander, las cuantiosas transferencias de recursos de la nación y el producido de la estampilla Pro-UIS, que aprobaron los parlamentarios y que se cobra por todo contrato oficial, de mínima y de máxima cuantía en el departamento.     


Publicacion: Martes 24 de Mayo de 2022 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.