Ideologías Por: Jaime Galvis Vergara | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Columnistas


Ideologías Por: Jaime Galvis Vergara



Ideologías Por: Jaime Galvis Vergara | EL FRENTE Las ideologías se han convertido en peligrosas armas para llevar al caos a una sociedad. Al principio las ideologías tuvieron en carácter casi religioso, que de algún modo reemplazaron el culto a las divinidades.

En cierta forma las ideologías dieron forma al mundo moderno. El enciclopedismo inspiró la Revolución Francesa, también fue la base conceptual de la democracia liberal, tal como se estableció en Norteamérica, luego en los países iberoamericanos y finalmente en Europa.

En el Siglo XIX surgieron algunas ideologías efímeras y tres muy importantes el anarquismo, el socialismo y el comunismo, las cuales trascendieron al Siglo XX. Durante esta centuria, apareció el fascismo y su derivación, el nacional socialismo.

Todos esos movimientos ideológicos independientemente de las doctrinas que
predicaron tuvieron dos aspectos en común, no tuvieron énfasis en lo referente al sexo y no entraron en el tema de los narcóticos. No vale la en a comentar las ideologías del Siglo XX, porque respecto a esos temas hay innumerables libros.
Con el desplome de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas surgieron numerosas ideologías muchas de las cuales parecen alucinaciones producidas por plantas narcóticas y otras expresiones de delirium tremens.

Todavía se sigue hablando de derecha e izquierda, pero esta última no tiene nada que ver con el antiguo marxismo, es un revoltillo conceptual que a veces parece limitar con la esquizofrenia. A veces presenta matices que sugieren la eugenesia, hay notables tendencias misantrópicas.

La “nueva izquierda” es muy inclinada al uso y abuso de las drogas esto parece haberlo heredado de los movimientos Hippies de los años sesenta. Algo que también parece un atavismo de los años sesenta es el negativismo, el comunismo clásico con todos errores fue positivista creía en un futuro.

Uno de los nuevos adefesios ideológicos es la denominada ideología de género, pretender manipular el sexo infantil es algo en extremo perverso, Ese cuento que los niños son seres asexuados que luego decidirán si son macho o hembra es de un absurdo mayúsculo.

Otero aspecto ideológico malintencionado es el feminismo, considerar que la mujer pertenece a una especie zoológica diferente a la del hombre, es algo sencillamente extravagante. En ese cocktail de idioteces de la nueva izquierda, figuran ridiculeces tales como el lenguaje inclusivo.

Hay un aspecto dictatorial en las doctrinas de la nueva izquierda, es la pretensión de crear un gobierno mundial manejado por unas elites financieras autoelegidas, para dirigir un inmenso rebaño mundial en el cual cada individuo sea una especie de robot, sin capacidad de opinar.

En medio de todo el potpurrí ideológico se están queriendo implantar una serie de acciones contra la reproducción humana, tales como legislaciones a favor del aborto, estímulo al homosexualismo, tolerancia con la pedofilia etc. El manejo sanitario ha tomado un sesgo político, por el cual entidades tales como la Organización Mundial de la Salud parecen dominada por círculos financieros y empresas farmacéuticas. Las “pandemias” surgen por decreto y las medidas sanitarias se vuelven coercitivas. Las vacunas se inventan antes que aparezca la respectiva enfermedad.

Un tema que debería ser estrictamente científico, el clima, lo han convertido en un asunto ideológico y está siendo manejado con una torpeza infinita. Lo han usado como un arma intimidante al atribuir a la actividad humana un calentamiento global progresivo, lo cual es absolutamente falso, uno de los profetas de ese exabrupto anunció que las ciudades costeras de Norteamérica en diez años estarían cubiertas por el mar, profecía que resultó falsa. Decidieron cambiar la pancarta, con la historia el cambio climático, otra farsa.

Pero además toda esta comedia la han estado condimentando con un ambientalismo torpe e intransigente que pretende perpetuar la miseria en los países pobres, exigiéndoles prescindir de sus recursos naturales.


Publicacion: Miercoles 28 de Septiembre de 2022 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.