"Apertura con Venezuela es positiva y una enorme opción de mercadeo": Presidente de Fedepalma | Local | Economía | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Economía - Local


"Apertura con Venezuela es positiva y una enorme opción de mercadeo": Presidente de Fedepalma



El cierre de la frontera con Venezuela cortó de tajo muchos negocios que los palmicultores colombianos y venezolano tenían en esta zona. Ahora se abre la gran oportunidad, no sólo de intercambio comercial, sino industrial, asistencia técnica e insumos para controles de plagas.

REDACCIÓN/EL FRENTE.
CARTAGENA.
Tras cuatro años de no realizarse la Conferencia Internacional de los cultivadores de palma, en esta oportunidad se han hecho presentes 2.200 personas procedentes de los países y de todas las zonas productoras de palma en el planeta.

De este grueso de concurrentes, unas 700 personas llegaron de fuera del país mayoritaria de Centroamérica y Sudamérica. Dentro de los temas tratados están los relacionados con el universo de actores de esta cadena productiva y el objetivo fundamental es el intercambio de experiencias en cada uno de los temas relevantes.

El derrotero se ha enfocado en agricultura, transformación agrícola y apertura de mercados, regulación y sostenibilidad. Este esfuerzo conjunto entre Fedepalma y Cenipalma se enfoca en los académico y científico por una parte y también está el económico de la comercialización del aceite de palma.

En medio del ajetreo que significa para expositores y organizadores el poder estar dentro de los tiempos establecidos, Nicolás Pérez Marulanda (foto), Presidente Ejecutivo de Fedepalma, habló sobre las ventajas que se avizoran por la apertura de la frontera con Venezuela y la recuperación de un comercio que se perdió con el vecino país.

Sobrecostos controlados

En el espectro de la producción, la palmicultura ha tenido que apretar sus presupuestos por el encarecimiento de algunos insumos de fertilización, en especial de la urea y eso deriva en sobrecostos en la producción.

El aumento en los precios de los fertilizantes ha afectado a todas las actividades agropecuarias en el mundo, porque no existe una actividad agrícola que no requiera de fertilización de los suelos.

Para los palmicultores se ha aumentado el precio de producción del fruto, pero los precios en el mercado se han sostenido, es decir que subió el rubro de producción, pero en el mercado el costo se estabilizó.

Este fenómeno se genera debido a que este año ha sido muy bueno para los palmicultores, en cuanto a producción, y ese volumen compensa, aunque sea de forma parcial, los precios de producción.

Una de las estrategias para mantener los sobrecostos controlados es el uso eficiente de los insumos, enfocarlos hacia las necesidades y, lo más importantes, saber el momento exacto para su uso y así no se desperdicia ni el insumo, ni el tiempo.



La recuperación de un gran mercado

Nicolás Pérez Marulanda, Presidente Ejecutivo de Fedepalma, hizo especial énfasis en lo que significa para el sector palmero, y para la agricultura, el volver a reactivar la frontera con Venezuela y el comercio.

Recuperar ese mercado agrícola, que siempre ha sido muy importante para la economía colombiana, y reabrir los nichos económicos que eran fuertes y reforzarlos aún más, es el primer paso para una real dinámica comercial entre los dos países.

“Esta es una muy buena noticia para el sector agropecuario porque, entre otras cosas, había migrado a un comercio informal que, como todo lo informal va a beneficiar solo a algunos pocos. Creo que la normalización de esa relación comercial para el sector bancario, para la agricultura y para el comercio general, va a ser el sustento de importaciones que, para Colombia, definitivamente, es una recuperación positiva”.

Además, Colombia tiene nexos con los productores de palma en Venezuela que se pueden retomar para establecer temas de cooperación mutua, en lo científico, en lo  industrial y en lo comercial.

“Veo la apertura con Venezuela permite que varios palmicultores estén hoy en Cartagena, para adelantarse a lo que puede derivarse del comercio, la tecnificación, el intercambio de conocimientos y, además, el hecho que podemos importar insumos como urea, que se produce en el vecino país”, expresó Pérez Marulanda.


Las buenas prácticas agrícolas

Los palmicultores entraron en la onda de hacer eficiente el uso de los fertilizantes, por sus costos, se ha complementado con buenas prácticas agrícolas, de tal forma que aumenta la producción por hectárea.

Esta es una de las consecuencias con las cuales el sector agrícola ha enfrentado la coyuntura del encarecimiento de los insumos, derivado de la guerra de Rusia contra Ucrania, la cual afectó la producción y fertilización del campo en todo el mundo.

Para los productores colombianos, eso también aqueja el cómo se refleja el precio internacional y el costo del mercado interno, cuyos valores están dados por las condiciones del mercado y las variables que establecen las importaciones para compensar la producción nacional, y que no se presente escasez del aceite comestible.

A eso se suma la competencia de otros productores como el girasol, la soya y el maíz, entre otros, quienes se encargan de ser jugadores en el mercado nacional, lo que puede incidir de forma negativa en el IPC, pero esto también se puede manejar con el uso eficiente de las etapas de producción y los canales de distribución.

Publicacion: Miercoles 28 de Septiembre de 2022 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.