ir al contenido

Adolescente perdió parte de un pulmón por vapear

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Una adolescente británica perdió parte de su pulmón debido al uso intensivo de vaporizadores, habiendo vapeado el equivalente a 400 cigarrillos semanales. Los vapeadores, aunque se promocionan como alternativas seguras al tabaco, presentan riesgos para la salud aún desconocidos.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Fumaba el equivalente a 400 cigarros semanales. La moda de los vapeadores ha ganado popularidad entre las generaciones más jóvenes alrededor del mundo debido a sus atractivos colores y sabores. Sin embargo, esta nueva tecnología para fumar presenta ingredientes y efectos sobre la salud que aún son desconocidos, por lo que es importante tomar precauciones al vapear.

Los cigarrillos electrónicos se incluyen dentro de las categorías más amplias de Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) y Sistemas Electrónicos Sin Nicotina (SESN), que abarcan productos como los cigarrillos electrónicos y las pipas electrónicas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) manifiesta preocupación por la permisividad con la que estos productos se han introducido en el mercado como bienes de consumo, además de su intensa promoción dirigida a los jóvenes.

El caso

Kyla Bligth, una joven de 17 años originaria de Gran Bretaña, perdió parte de su pulmón debido al uso intensivo de vaporizadores desde que tenía 15 años. Kyla fue ingresada de urgencias tras desmayarse debido a problemas respiratorios.

Los médicos que atendieron a Kyla informaron que ella vapeaba el equivalente a 400 cigarrillos comunes en una semana, aproximadamente 57 cigarrillos por día. Kyla creía que esta práctica era inofensiva para su salud, pero resultó en graves consecuencias.

La pesadilla comenzó el 11 de mayo, cuando Kyla, que estaba en una pijamada con una amiga, se desmayó sin razón aparente. Su piel empezó a ponerse azul por la falta de oxígeno en la sangre, por lo que fue trasladada de urgencia a un hospital. Días después, se sometió a una cirugía de cinco horas y media, en la que los médicos tuvieron que extirpar una parte de su pulmón.

El padre de Kyla, Mark Blight, reconoció que el uso de vaporizadores casi le costó la vida a su hija. Además de la pérdida de parte de su pulmón, la adolescente estuvo cerca de sufrir un paro cardíaco a su corta edad debido a las sustancias contenidas en el vaporizador.

Además, el padre de la menor también relató que los médicos encontraron ampollas dentro de los pulmones de su hija, las cuales han sido asociadas con los vaporizadores desechables. Estas ampollas pueden reventar y perforar los pulmones, agravando aún más la condición de salud.

Más reciente