ir al contenido

Así funciona el novedoso balón de la Euro 2024 que detecta infracciones

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Los balones con sensores de la Eurocopa 2024 son utilizados para revisiones arbitrales, detectando toques ilegales y fueras de juego con precisión. La tecnología "Fussballliebe" de Adidas, además del sistema de fuera de juego semiautomatizado (SAOT), facilita la toma de decisiones.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Los sensores que incorporan los balones de la Eurocopa 2024 están llevando las revisiones arbitrales a un nivel completamente nuevo. Esto se hizo evidente por primera vez el pasado martes en el partido entre Bélgica y Eslovaquia, cuando los belgas anotaron un gol agónico para empatar 1-1 cerca del minuto 90.

Tras la celebración de Romelu Lukaku, entró en juego el VAR (árbitro asistente de video) y la nueva tecnología de los sensores en el balón. Antes de que el delantero lograra la anotación, su compañero Loïs Openda había tocado la pelota con la mano en una jugada que en otros tiempos habría pasado desapercibida. El árbitro recibió una alerta de que los sensores del balón habían detectado el toque ilegal, por lo que el gol fue anulado. La televisión mostró un gráfico que indicaba la vibración del balón al ser tocado por la mano.

Portugal también tuvo un gol anulado en el partido que ganó 2-1 ante Chequia, en este caso por un fuera de juego que fue detectado con la misma tecnología de sensores. De manera similar, Suiza había marcado un gol que le daría el triunfo ante Escocia, pero fue anulado por un fuera de juego detectado gracias a los sensores del balón.

La tecnología "Fussballliebe" de Adidas, utilizada en la Eurocopa 2024, incorpora sensores que registran y envían hasta 500 datos por segundo a los árbitros del VAR. Estos sensores registran cada fuerza que se ejerce sobre el balón por el toque de los futbolistas, incluso con partes del cuerpo que no sean el pie o la cabeza. La tecnología también incluye un sistema basado en inteligencia artificial que detecta los movimientos de cada jugador a través de cámaras distribuidas en el estadio.

Esta tecnología, combinada con el sistema de fuera de juego semiautomatizado (SAOT), permite al VAR determinar los offsides de manera más precisa y rápida mediante cámaras que identifican "29 puntos corporales diferentes del jugador", incluido el punto de contacto con el balón. Así, ya no se depende únicamente del ojo del árbitro o de las tomas de televisión para determinar cuándo fue golpeado un balón y en qué posición estaba el jugador que lo recibió. Este sistema ya se había implementado en la Liga de Campeones en 2022, pero en la Euro 2024 se ha mejorado con la tecnología "Connected Ball".

Otros sistemas tecnológicos, como el que determina si un balón cruzó la línea de meta, también están siendo implementados en la Eurocopa 2024 en Alemania.

Más reciente