ir al contenido
🔴

Budapest-Bogotá

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Por: Jaime Galvis
Versión Beta Reportar error

Resumen

El autor compara la decadencia actual de Bogotá, debido a mal gobierno y corrupción, con el descenso de Budapest bajo dominio soviético en 1948, resaltando el cierre de comercios e industrias y el crecimiento de la pobreza.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Un gran escritor húngaro, Sandor Marai describió el Budapest de 1948, en una gran obra literaria titulada ¡Tierra! ¡Tierra!, en el narra la decadencia de la capital húngara a medida que el país fue absorbido por la Cortina de Hierro. Relata cómo se cerraron paulatinamente establecimientos icónicos de esa ciudad y cómo el País languidecía en medio de una dictadura draconiana.

Un día se cerró tal restaurante, una semana después se acabó un hotel famoso, días después desapareció un teatro, luego un gran establecimiento comercial, paulatinamente la ciudad adquirió ese aspecto macilento y descolorido característico de las ciudades de Europa Oriental bajo el dominio de la Unión Soviética. Un estilo arquitectónico que alguien denominó Staliniano florido. Ese aspecto gris y desaliñado perduró hasta el desplome del Imperio Soviético.

Algo parecido está sucediendo en Bogotá, capital de Colombia, en los años 2023 y 24; sin el dominio militar de una potencia extranjera, la ciudadanía se está dejando imponer, dócilmente, la dictadura de una pequeña banda de forajidos cuyo único propósito es enriquecerse y pauperizar el País.

La pandilla que detenta el poder, accedió a él, a través de toda una serie de triquiñuelas totalmente alejada del verdadero proceso democrático. ¡Toda una pantomima!

Como consecuencia de esto en Bogotá se están cerrando establecimientos comerciales, todo un sector de comercio floreciente a lo largo de la carrera 15´actualmente languidece, hasta la industria está cerrando sus factorías, como está sucediendo con Colmotores. Esta ciudad gris y desabrida se llenó de vendedores ambulantes, recicladores, vendedores callejeros de comida, pordioseros, etc.

En 1956 el pueblo de Hungría se sublevó, enfrentaron heroicamente a uno de los ejércitos más poderosos del Mundo, finalmente sucumbieron ante la enorme superioridad numérica y de armamento de la que en ese momento era la segunda potencia mundial. Budapest mostró una valentía admirada por toda la humanidad.

La situación de Bogotá difiere en algunos aspectos, su empobrecimiento, no se debe a la ocupación territorial por una potencia extranjera, simplemente el poder está en manos de una pequeña banda de truhanes, cuyos respaldos son unas “instituciones” desprestigiadas y una cobardía generalizada.

La dictadura que se estableció en Budapest en 1948 proponía unos planes quinquenales para desarrollar la ciudad y el país, aquel lema de Soviet más electrificación recorrió toda Europa Oriental y aunque luego todo fracasó existió el empeño.

La dictadura que se está estableciendo en Bogotá no tiene planes definidos, excepto el de lograr un empobrecimiento acelerado, llevar el País como un todo a un retorno a la edad de piedra. Aparentemente para proteger el medio ambiente.

Más reciente