ir al contenido
🔴

Comunidad amenaza con cerrar vía Bucaramanga a la costa si la ESSA no baja el precio de la energía

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Otra de las regiones del país seriamente afectada por las oleadas de calor, y los altísimos cobros en el servicio de energía, son las localidades de El Playón, Rionegro, y La Esperanza, en Norte de Santander, localidades ubicadas a menos de dos horas de Bucaramanga, y las cuales se suman a todos los municipios del Magdalena Medio, quienes se comunicaron con EL FRENTE para enviar un imperioso llamado al senador santandereano Gustavo Adolfo Moreno, quien tramita por estos días un proyecto de ley ante el gobierno nacional precisamente para beneficial a las regiones que se encuentran ubicadas en los pisos térmicos más bajos con cobros ajustados a sus necesidades de consumo de energía, teniendo en cuenta que en esas regiones los ventiladores o los aires acondicionados no son un lujo si se tiene en cuenta que son electrodomésticos de los que dependen las comunidades para no sufrir de afecciones físicas como el golpe de calor, que incluso podría llegar a causar la muerte.

Para el caso de las localidades de El Playón, Rionegro y La Esperanza la comunidad se ha comunicado en repetidas ocasiones con la Electrificadora de Santander (Essa), quienes según los quejosos no han respondido a los clamores ciudadanos para disminuir en estas zonas el valor del servicio de energía, al punto de que en muchas ocasiones los ingresos de las poblaciones se van en un alto porcentaje con destino al pago del servicio de la luz, razón por la cual anunciaron medidas de hecho como el cierre de la vía nacional que de la capital santandereana conduce hacia la costa Atlántica.

“Una vez más los habitantes del Municipio La Esperanza, Norte de Santander cierran la vía Nacional con marcha pacífica para exigir a la ESSA, revisión del aumento de los cobros del servicio de energía, ya que ha aumentado considerablemente el precio del kilovatio y no aguantan más los excesivos cobros. Los comerciantes formales están pagando hasta 1 y 2 millones de pesos cada mes por este servicio”, indicó a EL FRENTE un vocero de la comunidad, quien expresó que agobiados por la situación, decidieron unirse para hacerse sentir ante la empresa prestadora del servicio, Electrificadora de Santander, y gobierno municipal, departamental y nacional, ya que muchos manifiestan que los habitantes pertenecen a estratos 1 y2, lo que significa que no cuentan con un poder adquisitivo alto para sustentar los millonarios cobros.

“Comparado con Bogotá, que el kilovatio está en 870 pesos, el Municipio de La Esperanza está pagando entre 922 y 945, una gran diferencia que afecta la supervivencia de las familias”, agregó el líder comunitario quien sumado a la problemática con el servicio de la energía lamentó que el servicio de agua también se preste con ineficiencia, ya que no solo no cuentan con agua potable sino que en ocasiones pueden permanecer hasta 3 días sin agua, lo cual afecta la calidad de vida de los habitantes.

“Los servicios públicos son un derecho fundamental y viene siendo vulnerado desde hace años. Los esperanceños advierten que si no hay solución pronta a la situación, cerrarán de manera indefinida la vía nacional, ya que es una arteria vehicular importante, pero a sabiendas que es la única forma que los escuchen”, indicaron las comunidades de la zona.

Obligar a bajar los costos

Precisamente, el senador Moreno Hurtado, presidente de la comisión sexta, sigue en la búsqueda de soluciones efectivas para contrarrestar el excesivo incremento de la tarifa de energía que afecta el bolsillo de esas familias colombianas de estratos 1, 2 y 3 que se encuentran en municipios cálidos con sensación térmica alta.

En una sesión realizada el pasado miércoles en el Congreso de la República, el senador Moreno Hurtado dejó claro que este proyecto “no consiste en regular las tarifas de la energía, ya que el Congreso de la República no es la entidad competente de este tema, pero si buscaremos, a través del proyecto de ley, la creación de nuevos pisos térmicos y aumentar el consumo de subsistencia en nuestro país” y recalcó que la resolución de la Unidad de Planeación Minero Energética –UPME- sobre el consumo mínimo de subsistencia y que fija los pisos térmicos data de 2004 y luego de 20 años no ha sido actualizada; por lo cual se hace indispensable tomar medidas que reflejen las necesidades actuales de la población colombiana.

Para el autor del proyecto, es injusto que ciudades sobre el nivel del mar como las de la Costa Caribe, o como Barrancabermeja, Honda, Soledad y Neiva que tienen temperaturas altas, se encuentren en el mismo piso térmico que ciudades de 900 a 1.000 metros sobre nivel del mar.

Con respecto a lo anterior, Moreno Hurtado comentó que con esta iniciativa la creación de un nuevo piso térmico es para aquellos municipios que se encuentran hasta los 500 metros sobre el nivel del mar, para que tengan otro consumo de subsistencia

Hoy nos convoca la preocupación de las alzas de la tarifa de energía, una problemática que se agudiza cada vez más, en las regiones cálidas existe más consumo mayor en los hogares debido a la necesidad de refrigeración y es así como los aumentos desmesurados afectan el bolsillo de las familias colombianas, encontrándose en la difícil decisión de si alimentarse o pagar los costosos recibos de energía eléctrica.

Por todo lo anterior, para Moreno Hurtado es indispensable radicar esta iniciativa para determinar que se garantice que el consumo de subsistencia sea realmente equitativo y beneficie a esa población de aquellos municipios que se encuentran en climas cálidos, con sensaciones térmicas superiores a los 30º.

Mientras, el senador Gustavo Moreno continúa recorriendo los diferentes municipios del país con su campaña FIRMATÓN para solicitarle al Ministerio de Minas la regulación de la tarifa de energía, ya que su incremento afecta la estabilidad económica de los hogares y comercios colombianos.

Más reciente