ir al contenido

¿Culpa de hinchas uruguayos o de seguidores colombianos?

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El partido de semifinales de la Copa América entre Colombia y Uruguay terminó con agresiones e insultos entre los hinchas. La situación escaló a violencia física, con los jugadores interviniendo para proteger a los familiares. La Conmebol investiga los hechos.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Versiones encontradas de parte y parte. Los múltiples videos muestran diferentes facetas de los que sucedió al terminar el juego entre Colombia y Uruguay en el partido de semifinales de la Copa América. Exégesis del momento es investigado por la Conmebol y las autoridades.

El pitazo del final del encuentro entre las selecciones de Colombia y Uruguay, juego que favoreció al onceno nacional 1-0, fue el comienzo de agresiones, insultos, provocaciones y ofensas. De las que se acusan tanto hinchas ‘Cafeteros’ como ‘Charrúas’.

Minutos de caos, por el embate de guijarros provenientes de las barras apostadas en las tribunas del Bank America Stadium de Charlotte, que según los jugadores uruguayos lastimaron a sus familiares ubicados en la tribuna de preferencia.

Sin embargo, nuevos videos difundidos en redes sociales dejan ver algo muy diferente a lo que aseveran los jugadores del sur del continente. Las nuevas imágenes de otros videos aumentan la polémica y dejan observar que los seguidores uruguayos ofendieron con palabras de alto calibre y gestos obscenos a los hinchas colombianos.

Mientras algunos ciudadanos de bando y bando, pedían calma, otros, principalmente ‘Charrúas’, empujaron de manera fuerte e insidiosa a sus compañeros de gradería, lo que resultó en una pelea física contra los colombianos, que finalmente optaron por defenderse, generalizando una reyerta en las gradas del escenario.

Mas incidentes grabados

La situación se agravó con el lanzamiento de vasos de cerveza por parte de los hinchas colombianos a los uruguayos, lo que llevó a otro nivel las agresiones en las tribunas. Familiares de los jugadores uruguayos estaban en la zona de las agresiones, lo que derivó en que los futbolistas Ronald Araújo, José María Giménez y Darwin Núñez llegaran a las graderías para, según ellos, proteger a sus consanguíneos.

En un video se observa como el jugador uruguayo Rodrigo Bentancur lanzó un objeto a la tribuna y golpeó accidentalmente a su propio preparador físico, Santiago Ferro, causándole una herida en la cabeza.

Igualmente, en otra grabación se ve como Darwin Núñez intentó lanzar una silla hacia la tribuna familiar, silla que, gracias al personal de seguridad, no llegó al destino pretendido. Otra situación y esta de marca mayor, fue la agresión de algunos dirigentes de Uruguay, quienes lanzaron cerveza desde su palco a los hinchas colombianos que disfrutaban del triunfo, hecho que también quedó grabado.

“Los uruguayos, entre los que se encontraban algunos familiares de jugadores, fueron los que iniciaron la discusión. Es muy fácil decir que nosotros los hinchas colombianos comenzamos las agresiones…nos insultaron y agredieron de palabra, nos tocó defendernos, quien ya la agresión pasó a lo físico… No podemos quedar siempre como los malos del paseo”, dijo un aficionado colombiano.

Conmebol analiza los hechos

Tanto uruguayos como colombianos, no dieron un buen ejemplo de confraternidad, al agredir, hostigar y responder las desafiantes ofensas, hostilidades que ahora son estudiadas por los dirigentes de la Conmebol.

Según el Código de Castigo de la FIFA, los jugadores involucrados, podrían recibir sanciones significativas, lo mismo que para los hinchas de los dos seleccionados, en sanciones económicas para la Federación Colombiana de Fútbol y la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Más reciente

La tragedia de esta nación en manos de bandidos

La tragedia de esta nación en manos de bandidos

El ex director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres de Colombia, Olmedo López Martínez, denuncia el compromiso de altos funcionarios del gobierno y congresistas en escándalos de corrupción y financiamiento de guerrillas, afectando reformas clave en salud, educación y justicia.

Miembros Público