ir al contenido

¿Despido de árbitros por sospecha de apuestas?

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La Comisión de Árbitros de la Liga Colombiana de Fútbol despidió a 15 jueces en medio de acusaciones de apuestas ilegales. La decisión ha aumentado la presión para una investigación de las prácticas de arbitraje.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Quince jueces no pitarían más en el fútbol colombiano. Las polémicas alrededor del arbitraje colombiano no paran, luego de un primer semestre lleno de muchas críticas y señalamientos por la supuesta relación con las apuestas deportivas, con acusaciones que nadie ha comprobado hasta el momento.

El fútbol profesional colombiano nuevamente es foco de controversia, por no denominarlo como escándalo, luego de que se diera a conocer que la Comisión de Árbitros supuestamente despidió a 15 jueces del panel de la Liga 2024, en medio de sospechas de apuestas ilegales, según una denuncia del ex árbitro José Borda.

La información fue difundida por el ex árbitro y actual analista José Borda a través de su cuenta de X, en la que sugirió que la decisión de Imer Machado, director de la Comisión de Árbitros, obedeció a un intento de proteger su posición ante sospechas de manejo irregular y posibles apuestas ilegales de algunos de los jueces.

El señalamiento de Borda

“SACARON 15 ÁRBITROS. Para la Liga Colombiana 2024-II, la Comisión de Árbitros sacó del panel a 15 jueces entre centrales, asistentes, VAR y AVARS. Machado, por salvar su puesto, 'vendió' a algunos de sus protegidos”, denunció Borda en su mensaje, señalando directamente a Machado como responsable de esta presunta purga.

Entre los nombres mencionados por quien difundió la información, José Borda, se encuentran árbitros reconocidos como Wander Mosquera, Eder Vergara y Jorge Duarte. Los detalles específicos sobre las supuestas apuestas ilegales no han sido confirmados. Hasta el momento, no se ha emitido ningún comunicado oficial que niegue o corrobore las afirmaciones de Borda.

El silencio de la Comisión de Árbitros y de la Dimayor acrecienta la especulación. Intentos de contactar a Imer Machado por parte de periodistas y medios no han tenido éxito, dejando a la comunidad futbolística en una incertidumbre creciente.

A la espera de una declaración oficial, la Federación Colombiana de Fútbol y la Dimayor enfrentan una presión creciente para iniciar una investigación exhaustiva que aclare las circunstancias y posibles irregularidades en el arbitraje.

Esta situación no solo pone en entredicho la credibilidad de los árbitros, sino que también plantea serias preguntas sobre la transparencia y la integridad de las instituciones que rigen el fútbol en Colombia.

Más reciente