ir al contenido

Después de veinte años de búsqueda, Luz Dary Cardona recibe el cuerpo de su esposo en Meta

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Foto: UBPD
Versión Beta Reportar error

Resumen

Después de 20 años de desaparición, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) identificó y entregó el cuerpo de William Salazar a su familia en Granada, Meta. La UBPD intervino en el cementerio local como parte de una investigación humanitaria.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Luz Dary Cardona, junto a sus tres hijas, recibió en el municipio de Granada en Meta, el cuerpo de su esposo, desaparecido hace 20 años en esa región del Oriente de Antioquia. Después de tanta espera, la bóveda de William Salazar finalmente llevará su nombre.

En octubre de 2004, William salió de su hogar y nunca regresó. Testigos afirmaron que él y otro campesino fueron asesinados y sus cuerpos trasladados al pueblo. Fue sepultado como persona no identificada en la bóveda 69 de la galería San Juan.

Además, la presencia de actores armados restringía la movilidad, impidiendo que la familia llegara a Granada para identificarlo, de acuerdo con la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD).

Foto: UBPD

William residía en la vereda La Linda con su esposa y sus cuatro hijos. Se dedicaba a la agricultura, cultivando café, caña, maíz, frijol, yuca y plátano, y en su tiempo libre participaba en actividades comunitarias del área.

Paulo Serna, coordinador de la Regional Noroccidente de la UBPD, explicó que, basándose en una investigación humanitaria y extrajudicial, la Entidad intervino el cementerio de Granada a finales de 2022, en el marco del Plan Regional de Búsqueda del Oriente antioqueño.

La familia expresó: "Ya sabemos que es mi papá, porque cuando estaba enterrado no teníamos la certeza de que era él. Ese fue un dolor de 20 años. Ahora, gracias a Dios y a la Unidad de Búsqueda, nuestro sueño se hizo realidad y tenemos donde ir a visitarlo".

Como ellos, miles de familias todavía esperan a que sus seres queridos sean identificados y así, poder tener la certeza de que fue lo que realmente sucedió con las víctimas.

Más reciente