ir al contenido
🔴

¿El programa de la PAZ TOTAL es otro camino hacia una guerra civil?

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Las dramáticas cifras sobre extorsiones, secuestros y asesinatos en los departamentos de Arauca, Norte de Santander, Antioquia, Nariño,  Chocó y Cauca, además de la tremenda inseguridad en las principales ciudades capitales y distritos metropolitanos del país, pero especialmente en Bogotá, Barranquilla y Barrancabermeja, muestran un panorama desolador, porque han desbordado la capacidad de las autoridades para enfrentar a los terroristas y narcotraficantes que se han tomado las zonas cocaleras de Colombia.

La historia de las disidencias de las FARC, encabezadas por alias ‘Iván Mordisco’, que se apartaron de los acuerdos de paz pactados en La Habana (Cuba) hace diez años, durante el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos Calderón, muestra la complejidad de los diálogos que se han iniciado y que se han suspendido en varias oportunidades, porque los criminales buscan la impunidad a través de la amnistía y el indulto por los crímenes cometidos durante el conflicto armado.

Poco a poco, en Colombia ha ido desapareciendo el ‘Principio de Autoridad’, a tal punto que los soldados de la patria tienen que pedirles permiso a los bandidos para ejercer control territorial en regiones invadidas y sometidas por la subversión y el terrorismo. Son los actos de humillación a que han sido sometidos los soldados y policías de Colombia, provocando la desilusión y desencanto de miles de compatriotas, que se están marchando del país.

El presidente de la república se comprometió en realizar diálogos de paz con una veintena de organizaciones criminales y ha puesto en peligro la seguridad de las zonas campesinas y de los pueblos indígenas, donde los jefes del autodenominado ‘Ejército de Liberación Nacional’, las disidencias de las FARC, la Nueva Marquetalia y el Clan del Golfo, humillan a las comunidades agrarias y hasta les entregan a sus hijos y a sus hijas como la cuota humana para que sean sometidos a la disciplina terrorista, donde los errores y la indisciplina se pagan con la vida de muchos adolescentes sacrificados en la vorágine de la guerra.

Los procesos de paz del presidente Gustavo Petro se han convertido en un pretexto para prolongar unos diálogos, donde especialmente el ELN ha dado muestras de su incapacidad e ineptitud para concretar soluciones políticas, diferentes, creíbles y viables, donde se ha falseado muchas veces la verdad, porque la minería ilegal y el narcotráfico rompieron los parámetros éticos de su organización. El ELN ha perdido credibilidad, porque les ha faltado inteligencia y audacia para llegar a una solución definitiva y final. Muchos de ellos sobrevivirán a la vorágine de la guerra de guerrillas y otros morirán de viejos, después de haber engañado a numerosos jóvenes, que perdieron la ilusión en la búsqueda de oportunidades y de un país diferente.

Más reciente

De la literatura, la filosofía y la economía

De la literatura, la filosofía y la economía

El artículo aborda la relación intrínseca entre literatura, filosofía y economía. La literatura refleja las estructuras sociales y económicas, la filosofía busca entender la existencia y realidad y la economía estudia la producción y distribución de bienes y servicios esenciales.

Decisiones trascendentales

Decisiones trascendentales

“En tiempo de desolación no hacer mudanza”, enseñaba Ignacio de Loyola a los jesuitas, para señalar que en tiempo de crisis no tomaran decisiones trascendentales, como califiqué en anterior columna las que podría tomar la Mesa de Diálogos con el ELN en la actual ronda. Por: José Félix Lafaurie Ahora