ir al contenido
🔴

Estudiantes de Puerto Parra y Matanza exigen profesores y mejoras en colegios

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Estudiantes de Puerto Parra y Matanza, en Santander, protestan por el deterioro de sus colegios, la falta de maestros y necesidad de una ruta escolar. Piden una respuesta urgente de la Gobernación de Santander.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En una muestra de determinación y unidad, estudiantes de los municipios de Puerto Parra y Matanza, en Santander, han salido a las calles para exigir mejoras en sus instituciones educativas. En el Colegio Las Montoyas de Puerto Parra, los jóvenes han iniciado un paro en demanda de condiciones adecuadas para recibir educación.

La situación en el colegio es alarmante: la falta de maestros y el estado deplorable de la infraestructura, especialmente el techo del tercer piso que amenaza con derrumbarse, han llevado a los estudiantes a alzar su voz. La presencia de animales como palomas, murciélagos y corzos en el interior del edificio no solo representa un peligro para su integridad, sino también para su salud.

A pesar de los intentos previos por parte de la alcaldía de Puerto Parra para abordar esta problemática, la situación persiste y los estudiantes se han visto obligados a tomar medidas extremas para llamar la atención de las autoridades. Además de la falta de docentes y el deterioro de la infraestructura, los estudiantes reclaman la necesidad de una ruta escolar y una atención urgente por parte de la Gobernación de Santander.

En un gesto de solidaridad, los egresados ​​del colegio han brindado su apoyo a los estudiantes en protesta, destacando la urgencia de resolver esta situación que afecta no solo su educación, sino también su bienestar y seguridad.

Por otro lado, en Matanza, estudiantes del colegio Colmercedes también han levantado su voz exigiendo asistencia de las autoridades educativas y de salud. La falta de maestros y las condiciones precarias en las instalaciones son algunas de las principales preocupaciones de los jóvenes, quienes han dejado claro que no se moverán hasta que sus demandas sean escuchadas y atendidas.

Más reciente