ir al contenido
🔴

Estudio de la UDES muestra cómo los frailejones se defendieron del fuego en el páramo de Berlín

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

El incendio que arrasó con una gran extensión del páramo de Berlín en Santander el pasado enero, ha revelado una sorprendente capacidad de supervivencia en los frailejones, emblemáticas plantas de este ecosistema andino. Edgar Javier Rincón Barón, profesor investigador de la Universidad de Santander (UDES), explicó que los frailejones han desarrollado un mecanismo de adaptación para sobrevivir a incendios.

"El frailejón tiene una serie de hojas muertas alrededor de su tallo, llenas de una serie de ‘pelitos’ que botánicamente les damos el nombre de tricomas y que envuelven densamente a las hojas. Estas hojas, al morir y quedar pegadas al tallo, forman un aislante como un colchón de aire que ayuda a mantener o a regular un microclima alrededor del frailejón, protegiéndolo tanto del frío como del calor”, explicó Rincón.

Estas hojas muertas también son muy ignífugas, es decir, se encienden y queman rápidamente, protegiendo así el meristemo apical del tallo, donde se concentra el punto de crecimiento activo de la planta. Esta estrategia ha permitido que muchos frailejones quemados en el corregimiento de Berlín ya muestren nuevos brotes y hojas, evidenciando su capacidad de regeneración.

A pesar del daño causado por el incendio, Rincón confía en la recuperación del páramo de Berlín. “Afortunadamente para nosotros y para los páramos y por las imágenes que he visto, la recuperación está en proceso. El fuego claramente es devastador y causa daños, no solamente a nivel de los frailejones, sino de todos los organismos o toda la biota que está asociado a los páramos. Pero afortunadamente estos organismos tienen mecanismos para enfrentar esta presión de selección y esperamos una recuperación de los páramos”.

El investigador destacó la importancia de minimizar la intervención humana en la recuperación del ecosistema, permitiendo que los procesos naturales de regeneración actúen. “Los ecosistemas se regeneran de forma natural cuando se les da tiempo y espacio entre estos eventos perturbadores”, dijo. También sugirió aumentar el número de viveros con plantas nativas y recopilar más información sobre la biología reproductiva de estas plantas para facilitar su resembrado en zonas afectadas por el incendio.

La recuperación del frailejón es un testimonio de la resistencia de la naturaleza, pero también es un recordatorio de nuestra responsabilidad de proteger y preservar estos ecosistemas únicos para las generaciones futuras.

Más reciente