ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Gaviones y placa huellas, la apuesta ganadora de Santander en Palmas del Socorro

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La Gobernación de Santander y la comunidad de Palmas del Socorro han construido un muro de contención y 30 metros de placa huellas, mejorando la infraestructura local y seguridad de la región, y abordando problemas críticos de conectividad y agricultura.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En un esfuerzo conjunto entre la Gobernación de Santander y la comunidad de las veredas La Chapa y La Ensillada en Palmas del Socorro, se ha materializado un proyecto que está marcando un hito en la infraestructura local. Un imponente muro de contención en gaviones y más de 30 metros de placa huellas se erigen como testigos tangibles de un compromiso sólido con el desarrollo y la seguridad de la región.

Fabián Vargas Porras, jefe de la Oficina para la Gestión del Riesgo de Desastres de Santander (OGRD), explicó que, “esta iniciativa ha abordado tres puntos críticos en el municipio de Palmas, específicamente en las veredas La Chapa y La Ensillada, sector Barro Hondo. Estos puntos críticos, agravados durante la temporada de lluvias y la ola invernal, impedían el paso hacia el municipio de Guapotá, afectando la conectividad y la vocación agrícola de la zona”.

Unión por el desarrollo

"La intervención ha sido integral, abordando no solo la construcción de 130 metros lineales de muro en gavión, sino también la implementación de placa huellas y un sistema de canalización de aguas. Esto no solo garantiza la seguridad del tránsito, sino que asegura la durabilidad de la obra", destacó Vargas Porras.

Los residentes de la vereda Barro Hondo, como Teodolingo Pérez Gualdrón, expresaron su gratitud hacia la administración del gobernador Mauricio Aguilar. "Vemos unos enmallados, unos gaviones hechos en piedra, muy bien hechos, muy bien cotizados. Muchísimas gracias señor gobernador por este trabajo que nos regaló para la vereda Barro Hondo", comentó Pérez Gualdrón, reflejando el impacto positivo que esta intervención ha tenido en la calidad de vida de la comunidad.

Pablo Antonio Ballesteros, habitante de la vereda La Ensillada, añadió su testimonio, "El muro sí quedó muy bueno, este está súper. Antes de hacer la huella, todo estaba desbaratado, puros hoyos, y ahora ya pueden pasar carros que no sean camperos".

La labor de la Gobernación de Santander en este proyecto ha trascendido las expectativas, consolidando su compromiso con el bienestar de las comunidades locales. Esta iniciativa no solo resuelve problemas inmediatos de infraestructura, sino que también sienta las bases para un desarrollo sostenible y una mayor resiliencia frente a futuros eventos climáticos.

Más reciente