ir al contenido
🔴

Gobierno eliminó tramitología para impulsar mipymes y aumentar la productividad

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Cerca de 15.000 colombianos, ubicados en 621 municipios de todo el país han recibido asistencia técnica, formación, cofinanciación y entrega de activos productivos, en el marco de ejecución de la política. 2.355 empresas de los 32 departamentos han aumentado sus ventas y clientes, gracias a los programas de formación del sector.

La articulación entre más de 40 entidades de los sectores público y privado ha permitido resolver 70 obstáculos que afectan el desarrollo empresarial de las apuestas productivas del país.

Convertir a Colombia en una economía basada en la ciencia, el conocimiento y la industria es una de las metas más importantes del Gobierno del Cambio. Para lograrlo, una de las principales apuestas busca avanzar en la implementación de la Política de Reindustrialización, que ya tiene avances significativos en muchos territorios del país.

En primer lugar y por primera vez en la historia, se logró reglamentar las compensaciones industriales –conocidas también como convenios offset– que entregarán los contratistas privados por las compras estatales para el sector defensa.

La reglamentación establece que como mínimo el 10 % de estas compensaciones que otorgan los contratistas privados,  serán destinadas a proyectos industriales del sector civil.

Se espera que una vez quede totalmente aprobada la reglamentación, que está para comentarios hasta este viernes 3 de mayo, los contratistas del sector defensa apoyen la reindustrialización a partir de la transferencia de capacidades y experiencias productivas.

Uno de los principales hitos ha sido llegar con asistencia técnica, formación, cofinanciación y entrega de activos productivos a cerca de 15.000 beneficiarios, ubicados en 621 municipios de todo el país, de los cuales 114 son PDET, quienes han logrado mejorar su productividad y generar beneficios tanto a sus familias como en sus comunidades.

De igual manera, se han reformulado proyectos de inversión y la oferta programática con el objetivo de fortalecer las capacidades de las unidades productivas, micronegocios, micro, pequeñas y medianas empresas, a través de los programas de fortalecimiento y desarrollo productivo, como los Centros de Reindustrialización Zasca, que en 2023 y 2024 beneficiarán a 9.523 unidades productivas de la economía popular.

La viceministra de Desarrollo Empresarial, Soraya Caro Vargas, destacó que “en el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo trabajamos para lograr una economía más sostenible, eficiente, diversificada y con mayores oportunidades de internacionalización, que mire a los territorios, genere encadenamientos productivos innovación, agregue valor a nuestros productos e impulse el empleo”.

La alta funcionaria agregó que “con la Política de Reindustrialización que estamos ejecutando en todos los territorios, buscamos nuevas oportunidades en sectores clave para Colombia como la agroindustria, la salud, la defensa, los negocios verdes o la bioeconomía”.

A través de “Fábricas de Productividad y Sostenibilidad”, ya se han atendido 2.355 empresas de 163 municipios de los 32 departamentos, las cuales aumentaron en un 27 % sus ventas y un 25 % sus clientes. Esto lo lograron tras mejorar sus indicadores de productividad en 33,9 %.

Por otra parte, con el programa Aldea, que cuenta con una inversión de $5.000 millones, un total de 320 emprendimientos innovadores y disruptivos podrán acceder a capital productivo para acelerar su crecimiento.

Apuestas por los territorios

Gracias a la articulación con distintas entidades del Gobierno, y bajo el liderazgo del Ministerio de Comercio, se logró construir el programa “Misión Tumaco”, que tiene como objetivo articular las políticas de drogas, agraria y de reindustrialización en el territorio, para generar encadenamientos productivos alrededor del camarón, el cacao y otros productos de la región, que generarán más y mejores oportunidades y formación para cientos de familias.

Para este programa se destinan cerca de $244.000 millones provenientes de 10 entidades, que se invertirán en el fortalecimiento y expansión de cuatro actividades productivas, apoyarán el fortalecimiento de aglomeraciones y la vinculación a cadenas regionales de valor.

Desde el Ministerio se apoyará con la implementación de tres Zascas en este municipio con una inversión cercana a los $4.000 millones: uno enfocado en la transformación productiva y comercialización de cacao ($861 millones); otro relacionado con el sector pesquero, enfocado en la investigación y el desarrollo tecnológico para mejorar la productividad ($2.000 millones) y el tercero para el desarrollo del sector turístico en el municipio ($1.081 millones).

Así mismo, se está trabajando para fortalecer y mejorar la productividad de la industria camaronera, con una inversión de $500 millones junto con el Aliado Promigas y Red Adelco.

Además, con el objetivo de impulsar la internacionalización de los empresarios colombianos, el programa “Calidad para la Reindustrialización” ha desarrollado diferentes convocatorias para que las mipymes del país se formen en la adopción de requisitos y estándares de calidad.

A la fecha ya cuenta con 997 beneficiarios, 463 empresas atendidas y 41 unidades productivas que implementaron proyectos para obtener certificaciones de calidad requeridos para exportar.

Dentro de los logros también se destacan los resultados de la estrategia ‘Crecer Juntos, potenciando la economía popular’, que ha llegado a 473 municipios, 116 de ellos PDET, de 28 departamentos, en los cuales 5.800 unidades de la economía popular víctimas del conflicto aumentaron sus ingresos, gracias a programas de crecimiento productivo y comercial.

Soluciones por la Reindustrialización

Gracias a una coordinación con más de 40 entidades de los sectores público y privado se ha avanzado en mesas técnicas para resolver 70 barreras que afectan el desarrollo empresarial de las apuestas productivas del país.

“Esta articulación ha permitido encontrar distintas soluciones, como la reducción de los tiempos de trámite ante el Invima, la creación de una hoja de ruta para exportar dispositivos médicos desde Colombia o la creación de una plataforma que agiliza los procesos que deben cumplir las empresas para el uso de cannabis con fines médicos y científicos”, resaltó la viceministra Caro Vargas.

En esta misma línea y con el fin de aprovechar el potencial de más de 200 especies de plantas medicinales que se dan en el país, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, a través de Colombia Productiva y junto a la Cooperación Económica y de Desarrollo de la Embajada de Suiza en Colombia (SECO) y la Agencia de Desarrollo Industrial de las Naciones Unidas, ONUDI, se puso en marcha una nueva fase del Programa Global de Calidad y Normas (GQSP por sus siglas en inglés) para Colombia.

El programa contará con una inversión de $5.000 millones entre 2024 y 2027 y estará enfocado en el desarrollo productivo del sector fitoterapéutico, mediante formación y asistencia técnica especializada para que las empresas y laboratorios del sector cumplan estándares de calidad internacionales, al tiempo que se fortalecen las entidades del Subsistema Nacional de Calidad (Sical) que soportan a esta industria.

La viceministra de Desarrollo Empresarial señaló que “la demanda mundial de los productos fitoterapéuticos se ha incrementado en los últimos años y se proyecta que para 2027 las ventas alcancen los US$30.917 millones. Para aprovechar esta oportunidad es clave que las mipymes e instituciones relacionadas con esta industria en nuestro país cumplan los más altos estándares de calidad y es allí donde la cooperación internacional, por medio del programa GQSP, juega un papel clave”.

Más reciente