ir al contenido

Hallan a mujer dentro del estómago de una serpiente pitón

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Una mujer de 36 años fue hallada muerta en el estómago de una pitón en Indonesia. El cuerpo fue encontrado por su esposo y vecinos quienes abrieron el estómago del reptil debido a su vientre abultado. Es un suceso raro pero no sin precedentes en el país.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Una mujer de 36 años fue encontrada muerta dentro del estómago de una serpiente pitón en la provincia indonesia de Célebes Meridional. La policía local informó del suceso el miércoles, destacando la inusual naturaleza del ataque.

La víctima, que salió de su hogar el martes por la mañana para comprar medicamentos para su hijo enfermo, desapareció sin dejar rastro. Su familia, preocupada por su ausencia, inició una búsqueda en la zona.

El esposo de la mujer encontró sus zapatos y pantalones en el suelo, a unos 500 metros de su casa, en el pueblo de Siteba. "Poco después, avistó a una serpiente a unos diez metros del camino. La serpiente seguía viva", declaró Idul, jefe de la policía local, quien, como muchos indonesios, solo tiene un nombre.

Intrigado por el abultado vientre de la pitón, el esposo solicitó la ayuda de los vecinos para abrir el estómago del reptil. Para su horror, encontraron el cuerpo de su esposa dentro de la serpiente, según contó Iyang, un responsable del pueblo.

Este tipo de ataques son extremadamente raros, pero no sin precedentes en Indonesia. En junio, otra mujer de 45 años fue hallada muerta dentro de una pitón reticulada de aproximadamente cinco metros en la misma provincia. El año pasado, residentes del distrito de Tinanggea mataron a una pitón de ocho metros que estaba estrangulando y devorando a un granjero.

En 2018, una mujer de 54 años fue encontrada muerta dentro de una pitón de siete metros en la ciudad de Muna, también en Célebes Meridional.

Un año antes, un agricultor del oeste de Célebes fue devorado por una pitón de cuatro metros. Las pitones, aunque generalmente no agresivas hacia los humanos, pueden atacar si se sienten amenazadas o si confunden a una persona con una presa.

Más reciente