ir al contenido

Innovación médica: primer trasplante de riñón con paciente despierto realizado en Chicago

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

John Nicholas, un hombre de 28 años, se convirtió en el primer paciente en recibir un trasplante de riñón mientras estaba consciente gracias a una innovadora técnica de anestesia en el hospital Northwestern Medicine en Chicago.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

John Nicholas, un hombre de 28 años y residente de Chicago, se convirtió en el primer paciente en recibir un trasplante de riñón mientras estaba despierto en el hospital Northwestern Medicine. El pasado 24 de mayo, en lugar de usar anestesia general, los médicos optaron por una sola inyección de bloqueo raquídeo que adormeció a Nicholas, permitiéndole mantenerse consciente durante el procedimiento.

Esta innovadora técnica podría beneficiar a pacientes que no pueden someterse a anestesia general debido a su condición de salud, según los médicos. Nicholas expresó en un comunicado de prensa que en un momento de la cirugía preguntó si debía esperar a que la anestesia raquídea hiciera efecto, solo para descubrir que los médicos ya habían avanzado significativamente sin que él sintiera nada.

Además, este método podría reducir significativamente el tiempo de hospitalización. Nicholas fue dado de alta al día siguiente de su cirugía, mientras que normalmente los pacientes de trasplante de riñón deben permanecer de dos a tres días en el hospital.

El equipo quirúrgico completó el trasplante en menos de dos horas, utilizando un tipo de anestesia similar a la usada en cesáreas. Aunque Nicholas no presentaba riesgos de salud que impidieran el uso de anestesia general y tampoco tenía fobias al respecto, su edad y bajos factores de riesgo lo convirtieron en un candidato ideal para este innovador procedimiento.

De acuerdo con Infobae, el Dr. Vicente García Tomás, jefe de anestesiología regional y analgésicos agudos del Hospital Northwestern Memorial, comentó en un comunicado, que administrar la anestesia para el trasplante de riñón despierto fue más sencillo que en una cesárea. “Para el caso de John, colocamos una inyección de bloqueo raquídeo único en el quirófano con un poco de sedación para mayor comodidad. Fue increíblemente simple y sin incidentes, pero permitió que John estuviera despierto para el procedimiento, lo que mejoró la experiencia del paciente”.

Después del caso de éxito de Nicholas, la clínica planea poner este tipo de cirugía a disposición de los pacientes que no pueden recibir anestesia general o que podrían beneficiarse de ella.

Más reciente