ir al contenido
🔴

La caficultura santandereana se destaca en Colombia y el mundo

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La Federación Nacional de Cafeteros -- FEDECAFE --, a través de sus comités departamentales, ha contribuido al desarrollo económico de millares de familias, que han encontrado la solución definitiva para su bienestar y para el futuro de todos los habitantes de esta zona del país. Numerosas etiquetas de café tostado, de muy alta calidad, ocupan los anaqueles de centros comerciales, bodegas y tiendas en cada uno de los 87 municipios de Santander.

En desarrollo de la ‘economía circular’ la empresa Penagos Hermanos, de Bucaramanga y de don Mariano Penagos, fue la primera compañía encargada de producir las máquinas despulpadoras de café, que llevaron su razón social y comercial hacia distintos lugares del mundo y las plantas de secado de ‘Café Bon Amí’, para las exportaciones de café suave hacia Estados Unidos y Europa.

En la historia de la agricultura cafetera se recuerda que hubo un sacerdote nacido en tierras santandereanas que colocaba a los fieles católicos, como penitencia en las ventanillas de los confesonarios, sembrar matas de café. Los primeros cultivos se dieron en la Provincia de Soto Norte, en la cuenca del Río Suratá y del río Charta, para extenderse después a zonas campesinas de Rionegro, Betulia, San Vicente de Chucurí, Zapatoca, Bajo Simacota, Galán, Oiba, Guadalupe, Chima, El Socorro, El Carmen de Chucurí, San Gil, Charalá y Ocamonte, entre otras poblaciones cuyas comunidades viven de la economía cafetera.

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, en la seccional Santander, ha tenido extraordinarios líderes, como don Valentín González, padre del abogado penalista Jorge González Aranda, que fue uno de los promotores de la siembra de chapolas en los pequeños viveros de las estancias campesinas, para multiplicar la producción del café suave, en sus distintos sabores, como el ‘Café Mesa de los Santos’. En Zapatoca, la marca de “Café ALTEZA’, es un símbolo del desarrollo regional.

El Café Suave y la Palma de Aceite han sido pilares de la economía regional y nacional, a tal punto que el departamento de Santander ha realizado gran parte de sus obras públicas de electrificación rural y la construcción de sus carreteras veredales con el apoyo de FEDECAFE. La admirable gestión del ingeniero agrónomo Néstor Serrano Capacho, hijo ilustre del municipio de Galán, como director regional del gremio cafetero, ha logrado crear y multiplicar gran parte de los comités municipales y aumentar las siembras de café en 82 de los 87 municipios del departamento. Gracias a la producción cafetera y la refinación de aceite de palma, el cacao y el caucho que se está exportando a diferentes lugares del mundo, el departamento de Santander es la tercera economía de Colombia.

Más reciente