ir al contenido

La consulta

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

El abogado de la señora Braulia se sintió desconcertado ante su cliente al escucharle sus tragedias. Ella llegó a su despacho en busca de asesoría, porque según Braulia toda la gente que la rodea es mala y son considerados sus enemigos. Por supuesto, los honorarios del abogado incluyeron una terapia por la tristeza y fragilidad de esa mujer que aparentaba vulnerabilidad.

Dice el secretario del abogado, que le duele ver como ese corderito de mujer ha sobrevivido a toda la gente mala que la rodea, y terminaron con el pañuelo en la mano para secar las lágrimas de esa confusa historia. A medida que avanzaba la consulta jurídica, Braulia narraba increíbles historias de sus villanos mientras sacaba documentos, papeles, notas, fotos y audios que había obtenido con artimañas de una forma extraordinaria. Ahora, el abogado estaba confundido.

El empático jurista había iniciado estudios de psicología y abandonó esa carrera, tentado de luchar contra la injusticia que tanto detesta y le duele. Por eso litiga.

Su conocimiento de seis semestres de Psicología fue suficiente para analizar la personalidad de su cliente, y seguía sin entender porqué ella vivía rodeada de tanta maldad. ¿Cómo puede ser posible que exista gente tan mala y abusar de la ternura, nobleza y vulnerabilidad de este angelito? ¡No puede ser! ¡A luchar por la justicia!

La consulta “jurídica” tuvo que extenderse ya que el abogado con suma inteligencia desempolvó sus libros de psicología para estudiar emocionalmente a su paciente cliente, sin percatarse que estaba casi envuelto en los mitómanos encantos de esa señora. La consulta quedó suspendida hasta el día siguiente, pues el jurista encontró muchas incoherencias que le generaban desconfianza entre la versión y las pruebas. ¡Algo no cuadra!

Esa noche, su experiencia de seis semestres de psicología lo desveló entre las letras de sus empolvados libros, y poco a poco fue descubriendo que su cliente era nada mas y nada menos que una hermosa mujer con trastorno de personalidad narcisista, y, por tanto, sus pruebas y testimonios debía considerarlos con una exclusiva atención, ya que a ella tampoco le cuadraban sus mentiras en medio de las lágrimas de cocodrilo que desprendían sus ojos. “El narcisista busca la admiración y compulsivamente miente para atraer la atención y prestigio; poder y venganza, y para esto suele camuflar su verdadera identidad”.

Braulia acostumbraba a utilizar a los hombres que se le acercaban y después de maltratarlos emocionalmente y proveerse de ellos, con astucia los provocaba para que reaccionaran, y así, sin escrúpulos poder exhibirlos como hombres villanos.

Con ese camuflaje de manso corderito el abogado entendió que debía ser muy cuidadoso para no convertirse en una presa más de su venganza, pues él tenía conocimiento de la maldad narcisista, que no tiene límites ni escrúpulos para deshonrar y vengarse incluso de sus víctimas o de quién intente revelar su verdadera identidad. Así es como pagan, decía el secretario, y añadió, que si así se refiere de los demás igualmente lo hará con nosotros.

El apoderado fue cauto y descubrió que Braulia era más peligrosa que la contraparte.  El narcisismo está de moda, y gracias a su profesionalismo, el abogado logró asesorar en derecho a su cliente sin caer en la manipulación de sus mentiras ni en la maldad de su cliente.

Más reciente

La tragedia de esta nación en manos de bandidos

La tragedia de esta nación en manos de bandidos

El ex director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres de Colombia, Olmedo López Martínez, denuncia el compromiso de altos funcionarios del gobierno y congresistas en escándalos de corrupción y financiamiento de guerrillas, afectando reformas clave en salud, educación y justicia.

Miembros Público