ir al contenido

Líderes comunales reciben herramientas para el control social

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La Escuela Superior de Administración Pública Territorial Santander y la Defensoría del Pueblo realizaron una capacitación para más de 100 líderes comunales de Bucaramanga, enfocándose en la resolución de conflictos, derechos humanos y control social a la gestión pública.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Más de cien líderes comunales de Bucaramanga y su área metropolitana participaron en una jornada de capacitación organizada por la Escuela Superior de Administración Pública Territorial Santander (ESAP) y la Defensoría del Pueblo regional departamental.

El evento, estructurado en tres jornadas, ha completado con éxito las dos primeras sesiones y concluirá el próximo 28 de junio en el auditorio del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, que colaboró con la cesión de su espacio.

La capacitación, diseñada como un seminario, aborda temas cruciales para los líderes comunales. Los módulos incluyen resolución de conflictos, derechos humanos y paz total, y el último encuentro se centrará en el control social a la gestión pública.

"Con este seminario, buscamos proporcionar a los líderes y lideresas del área metropolitana herramientas conceptuales y prácticas que les permitan llevar a cabo su labor socio-política de manera más adecuada y pertinente, de acuerdo con las realidades que enfrentan día a día. Consideramos que de esta forma, aportamos desde la academia a la construcción de nuevos escenarios de participación y democracia, enfocados en el mejoramiento de la administración pública de nuestros municipios", mencionó el director territorial, Wilman Amaya León.

Esta iniciativa destaca la colaboración entre la ESAP y la Defensoría del Pueblo para fortalecer las capacidades de los líderes comunales, promoviendo una gestión pública más efectiva y participativa. Los líderes han recibido formación que les permitirá resolver conflictos de manera pacífica, defender los derechos humanos y ejercer un control social efectivo sobre la gestión pública, contribuyendo así al desarrollo y bienestar de sus comunidades.

Más reciente