ir al contenido

Millonaria multa pagará borracho al volante

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Un conductor ebrio que causó un accidente múltiple en Bucaramanga fue multado con 55 millones de pesos y enfrenta cargos por omisión de socorro. Tras el accidente, huyó pero fue capturado y ahora su situación jurídica está en manos de la Fiscalía.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Un conductor ebrio, que protagonizó un accidente múltiple cerca del puente El Bueno, fue multado con más de 55 millones de pesos y deberá enfrentar cargos por omisión de socorro. Carlos Bueno, director de Tránsito de Bucaramanga, informó en su cuenta de X que el responsable del incidente, quien conducía un Kia Picanto, fue detenido por la Policía Nacional en el barrio Provenza mientras intentaba escapar.

El accidente ocurrió la mañana del 5 de julio en la autopista entre Girón y Bucaramanga, cuando el Kia Picanto, que venía detrás de un taxi, no logró frenar a tiempo tras una maniobra imprudente de una camioneta que intentaba cambiar de sentido. El impacto del Kia contra el taxi desencadenó una colisión en cadena que involucró también a una motocicleta.

De acuerdo con testigos, el conductor del Kia Picanto intentó huir del lugar, pero fue perseguido y alcanzado por otros conductores en Provenza, cerca del sector del Cai Inem. Al negarse a la prueba de alcoholemia, se le impuso una millonaria multa y la suspensión de su licencia de conducción. “Este incidente resalta la grave irresponsabilidad de conducir bajo los efectos del alcohol. Hacemos un llamado a la reflexión y a tomar conciencia sobre los peligros de esta conducta. Cuidemos nuestras vidas y las de los demás en las vías”, manifestó Bueno.

El hombre de 32 años fue llevado a la Estación Sur de la Policía Metropolitana de Bucaramanga y quedó a disposición de la Fiscalía. Según el mayor Richard Guzmán, será la autoridad competente quien defina su situación jurídica por el delito de omisión de socorro.

Según el reporte de los conductores presentes, el incidente se produjo alrededor de las 6 de la mañana. Una camioneta que viajaba en el sentido Bucaramanga-Girón decidió utilizar un retorno, lo que obligó a un taxi a frenar repentinamente. El Kia Picanto que venía detrás no pudo detenerse a tiempo, chocando violentamente contra el taxi y causando una colisión en cadena que involucró a una motocicleta y a la camioneta.

Los testigos relataron que el conductor del Kia Picanto intentó huir del lugar, pero fue perseguido y detenido por otros conductores en el barrio Provenza, cerca del Cai Inem.

Más reciente