ir al contenido

Oran: primer paciente en el mundo en recibir implante de estimulación cerebral profunda para tratar la epilepsia

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Oran, un niño con síndrome de Lennox-Gastaut, recibió el primer implante de estimulación cerebral profunda (DBS) del mundo para tratar su epilepsia severa. Desde su intervención en Great Ormond Street Hospital en Londres, sus convulsiones disminuyeron en un 80%.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Teniendo en cuenta que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en todo el mundo unos 50 millones de personas padecen epilepsia, lo que la convierte en uno de los trastornos neurológicos más comunes; y en muchas partes del mundo, los enfermos de epilepsia y sus familias sufren estigmatización y discriminación; ser un paciente con esta enfermedad no es tarea fácil y menos y si se trata de una persona joven.

Desde los tres años, Oran fue diagnosticado con el síndrome de Lennox-Gastaut, un tipo de epilepsia severa caracterizado por convulsiones frecuentes y deficiencia intelectual. Su condición lo hacía propenso a sufrir cientos de convulsiones diarias, algunas tan severas que requerían reanimación, según El Espectador.

Ahora Oran se convirtió en el primer paciente en el mundo en recibir un implante de estimulación cerebral profunda (DBS). El objetivo principal era tratar las convulsiones diarias causadas por la epilepsia.

El equipo médico del hospital Great Ormond Street (Gosh) de Londres llevó a cabo una cirugía pionera en octubre de 2023. Implantes recargables fueron colocados en el cráneo de Oran, conectados a electrodos que alcanzan áreas profundas del cerebro. Una vez recuperado, el dispositivo se activó para suministrar estimulación eléctrica continua destinada a reducir la actividad convulsiva.

Desde la intervención, las convulsiones de Oran han disminuido en un 80%, según el equipo médico. Martin Tisdall, neurocirujano pediátrico líder del ensayo, expresó que ver a Oran montar a caballo y recuperar su independencia era asombroso para él y su familia. "La epilepsia cambió completamente sus vidas", afirmó.

Gracias a este testimonio, la ciencia y tecnología dan una nueva esperanza a miles de pacientes que padecen epilepsia para una posible solución para mejorar su calidad de vida.

Más reciente