ir al contenido

Policía Nacional buscará justicia por asesinato de intentendente santandereano

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La Policía Nacional de Colombia ofrece 50 millones de pesos por información sobre los responsables del secuestro y asesinato del subintendente Andersson Alberto Hernández Villar, presuntamente realizado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La Policía Nacional ha ofrecido una recompensa de 50 millones de pesos por información que conduzca a la captura de los delincuentes responsables del secuestro y asesinato del subintendente Andersson Alberto Hernández Villar. El subintendente fue secuestrado el pasado 18 de mayo cuando se dirigía desde Bucaramanga hacia Táchira, Venezuela, para visitar a su padre.

Según informes preliminares, se atribuye al Ejército de Liberación Nacional (ELN) la responsabilidad del secuestro y asesinato de Hernández Villar. Familiares del subintendente han manifestado que el grupo subversivo se comunicó con el padre de la víctima confirmando que lo tenían en su poder.

El director de la Policía Nacional, el general William Salamanca, condenó enérgicamente el asesinato y declaró que la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN) está a cargo de esclarecer los hechos y encontrar a los responsables. "Condeno este hecho de manera tajante, de manera cobarde fue asesinado mientras estaba en periodo de vacaciones. Ofrecemos la recompensa a quien nos dé información que nos permita dar con los responsables", señaló el alto oficial.

El cuerpo del subintendente Hernández Villar fue encontrado en la vereda Los Almendros, municipio de Arauquita, Arauca, con varios impactos de arma de fuego. La identificación del uniformado fue posible gracias a un tatuaje del escudo de la Policía Nacional en uno de sus brazos.

Hernández Villar tenía más de 20 años de servicio en la Policía Nacional y estaba asignado al CAI del barrio Mutis. Era padre de dos menores de 9 y 11 años. El día de su secuestro, se encontraba con su madre, Mariela Villar, en San Gil y decidió, junto a su novia venezolana, visitar a su padre en Cúcuta. Fue interceptado y secuestrado por sujetos armados mientras se dirigía en su motocicleta al estado fronterizo de Táchira. Su pareja fue liberada, pero él fue llevado junto con su moto en un camión.

Las autoridades han desplegado esfuerzos para encontrar a los responsables. La recompensa ofrecida busca motivar a la ciudadanía a proporcionar información valiosa para capturar a los delincuentes. El cuerpo del subintendente será trasladado a Bucaramanga para recibir honores por parte de la institución.

Esta trágica noticia ha conmocionado a la comunidad, destacando la peligrosa realidad que enfrentan los miembros de las fuerzas de seguridad en su labor diaria.