ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Resilientes futuristas

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Jimmy Fortuna*

Pensar en la obra del escritor colombiano Mario Mendoza es ahondar en los entresijos del alma humana en todas sus formas. En sus cuentos, novelas, ensayos y en el mundo de los cómics, este visionario artista ha vislumbrado lo que pocos autores han realizado: analizar la realidad y crear una de ficción, con base en su mirada crítica.

Planeta Cómic presenta la última parte de la trilogía, que inició con Kaópolis, continuó con Los fugitivos y cerró con Los sobrevivientes, esta nueva obra que es una representación de un futuro posible, lógicamente, distópico, como ya es habitual en la pluma y el ingenio del maestro Mendoza, quien, en la incursión cinematográfica de Los iniciados, del director Juan Felipe Orozco, que se puede apreciar en Amazon Prime Video, el público pudo apreciar parte del universo literario del autor deSatanás, en una situación tan extrema como la que se vive en esta novedad de la Editorial Planeta Colombiana S. A., que contó con el talento de Keco Olano, en el dibujo y arte conceptual, y de Heidi Muskus, en el color y montaje, evidenciando el gusto de ambos por la arquitectura y sus infinitas posibilidades.

Mendoza, quien, además de deleitar a los amantes de los cómics con esta trilogía, también ha sido el autor de la saga El último día sobre la Tierra, compuesta por diez volúmenes, en los que el caos, la barbarie, los personajes femeninos, revestidos de gran fuerza y capacidad de resiliencia, son la nota predominante en su universo.  En Los sobrevivientes, desde el inicio se presenta la atmósfera que padecen los personajes: «El aire es irrespirable, el calor es insoportable».

En este cómic, dividido en cinco capítulos, Zara, «[...] una niña con poderes extraños heredados de su padre [...]», es quien guía a un grupo de personajes a un nuevo comienzo, a un renacimiento, que es un periplo y un éxodo por tierras inhóspitas, como resultados de hecatombes, sequías, hambrunas, contaminación y caos, entre otros, que, curiosamente, encontrarán en avanzados artefactos electrónicos, específicamente un «[...] sistema cuántico de inteligencia artificial», que poseen nombres, que para los lectores no pasarán desapercibidos, pues, contienen referentes en diferentes contextos culturales: Noé y Chomsky, una forma de huir de la miseria que los carcome y los degrada.

Zara y Julius, su incondicional amigo y miembro de la familia, ofrecen esa vena juvenil, rebelde y con alto sentido de la aventura, pero el mundo que habitan es un caos, que sumado a las constantes visiones de la protagonista, se convierte en su antagonista, ya que revela, de manera constante, que todo lo que conocieron, lleno de luz y esplendor, es, ahora, un inefable espacio para el dolor y el sufrimiento, que solamente se resarcirá empezando de nuevo.

*Catedrático de la Universidad Industrial de Santander

Más reciente