ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Retrasados

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Fundación Participar*

El pasado 27 de enero el Gobernador de Santander expresó, en la red social X, su preocupación por la posible liquidación del contrato de concesión Autovía Bucaramanga-Pamplona y hace un llamado a los líderes políticos y gremiales del Departamento para analizar la situación.

Los problemas de esta concesión son varios y vienen de 2018. Empezando por los problemas financieros, las objeciones de la comunidad por los impactos ambientales, sociales negativos y los desafíos técnicos propios del proyecto por su trazado, entre otros. Sin embargo, aunque ha habido diálogo y algunos protagonistas, ha faltado más participación de los líderes gremiales, sociales y políticos del Departamento para gestionar con la ANI y el Concesionario diferentes alternativas para que avance el proyecto.

Por otro lado, en este momento también deben encenderse las alarmas por el retraso que ya tienen las concesiones viales de la Troncal del Magdalena (antes Ruta del Sol, sector 2). Recordemos que al terminar el proyecto Ruta del Sol, entre Puerto Salgar y Curumaní, la gran mayoría de tramos que quedaron inconclusos corresponden a nuestro departamento de Santander. Este tramo se dividió en dos Proyectos: Puerto Salgar Barrancabermeja y Barrancabermeja-Curumaní, que fueron concesionados en el 2022 con acta de inicio del 01 de diciembre de ese año. Los contratos estipulan que en el primer año (de pre ¿-construcción) los concesionaros debían realizar intervenciones como el sellado de fisuras, bacheado, mejoramiento de la señalización, rocería, entre otros; y a partir de segundo año iniciar la fase de construcción.

Sin embargo, las dos concesiones, Autopista del Magdalena Medio y Autopista del Rio Grande, que hacen parte del mismo consorcio conformado por KMA Construcciones SAS y Ortiz Construcciones y Proyectos S.A, anunciaron a finales del año pasado que la fase de construcción ya no iniciaría el 01 de diciembre de 2023 sino en el segundo trimestre de 2024; y ante este retraso manifiesto no se han escuchado voces de alerta de lo que está pasando y pueda pasar con estos proyectos.

Creo que es imperativo que la Gobernación de Santander se apropie del tema para que jalone la integración entre Entidades Territoriales, Gremios y Organizaciones Sociales y promueva asertivamente las acciones correspondientes para que estos y todos los grandes proyectos que se ejecutan en el Departamento no queden retrasados.

También es importante un papel más activo de los alcaldes de las áreas de influencia de los proyectos, especialmente ahora que están en plena formulación de sus planes de Desarrollo. Es vital que consideren las oportunidades para sus municipios desde los impactos positivos que generan estos proyectos. *Álvaro Vecino Pico. E-mail: fundparticipar@yahoo.es

Más reciente