ir al contenido

Rusia ataca hospital pediátrico en Kiev y deja 20 muertos

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Rusia lanzó un ataque con misiles contra ciudades ucranianas, matando a 31 personas e impactando un hospital infantil en Kiev. Ucrania, la ONU y la UE condenaron el ataque y el presidente ucraniano, Zelensky, pidió una respuesta más fuerte de la comunidad internacional.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En un devastador ataque que ha conmocionado a la comunidad internacional, Rusia lanzó el lunes una serie de misiles contra diversas ciudades ucranianas, provocando la muerte de al menos 31 personas. Uno de los objetivos más impactantes fue el hospital pediátrico Okhmatdyt en Kiev, donde al menos 20 personas perdieron la vida y decenas más resultaron heridas.

Decenas de voluntarios, médicos y socorristas se encuentran excavando entre los escombros del hospital en busca de supervivientes. Los periodistas de AFP en el lugar describen una escena de desesperación, con equipos de emergencia y voluntarios trabajando sin descanso mientras las sirenas antiaéreas continúan sonando.

El Presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, que se encontraba en Polonia en el momento del ataque para firmar un acuerdo de seguridad con el Primer Ministro Donald Tusk, compartió un video que muestra la destrucción del mayor centro de salud infantil del país. Desde Varsovia, Zelensky hizo un llamado a la comunidad internacional para una respuesta más contundente contra Rusia, calificando el ataque como un "golpe a nuestra población, nuestra tierra y nuestros hijos".


Condena internacional

La ONU ha condenado enérgicamente los ataques, destacando la inconcebible tragedia de niños muertos y heridos. Josep Borrell, de la Unión Europea, y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia han tachado el bombardeo del hospital infantil de Kiev de "barbarie".

Kiev asegura que el hospital fue alcanzado por un misil de crucero ruso, mientras que Rusia, sin ofrecer pruebas, culpa a la defensa antiaérea ucraniana por los daños. A pesar de estas afirmaciones, la comunidad internacional ha sido unánime en su condena hacia las acciones rusas.


Testimonios desgarradores

Natalia Svidler, de 40 años, se encontraba en el hospital con su hijo de dos años cuando comenzaron los bombardeos. “Las enfermeras nos dijeron que bajáramos al sótano. Al cabo de un rato oímos un fuerte estruendo y entonces el techo del sótano se desplomó un poco”, relató. Marina Ploskonos, cuya hijo de cuatro años había sido operado recientemente, añadió: “Mi hijo está aterrorizado... esto no debería estar pasando, es un hospital infantil”.

El edificio de dos pisos quedó parcialmente destruido, con ventanas y puertas reventadas y muros ennegrecidos. Personal médico y vecinos trabajaban juntos para mover los escombros y buscar a niños y personal atrapados.


Daños colaterales y otros ataques

El ataque también causó daños significativos en varios edificios residenciales y un bloque de oficinas en Kiev. En la región de Kryvyi Rig, los bombardeos rusos dejaron al menos 10 muertos y más de 41 heridos, mientras que en Dnipro una persona murió y otras seis resultaron heridas.

Zelensky y otros funcionarios ucranianos han estado instando a sus aliados a enviar más sistemas de defensa antiaérea, incluidos los Patriots, para defenderse de los mortíferos bombardeos rusos. “Rusia no puede afirmar que ignora dónde vuelan sus misiles y debe rendir cuentas de todos sus crímenes”, declaró Zelensky.

Más reciente