ir al contenido
🔴

Sicarios no lograron su cometido y tras recuperarse los mandó al calabozo en Girón

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Giovany Sánchez Tapias, comerciante que sobrevivió a un ataque con 18 disparos en Girón, Santander (Colombia), vive con una bala en la cabeza. Cuatro años después, la policía arrestó a los dos sicarios responsables. La investigación continua para capturar al autor intelectual del ataque.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En febrero de 2020, en la zona rural de Girón, un comerciante de 44 años, Giovany Sánchez Tapias, sobrevivió milagrosamente a un ataque armado en el que recibió al menos 18 disparos, quedando una bala alojada en su cabeza. Esta semana, las autoridades capturaron a los dos sicarios responsables de este violento atentado.

El incidente ocurrió el 22 de febrero de 2020, en la vía a la vereda La Aguada de Ceferino, en zona rural de Girón, Santander. Según la investigación de la Sijín de la Policía y la Fiscalía, un día antes del ataque, Sánchez Tapias fue citado por un sujeto conocido como alias ‘Carpintero’ bajo el pretexto de negociar la venta de un camión y ofrecerle trabajo en la Central de Abastos de Bucaramanga. Sin embargo, este encuentro fue un engaño para conocer sus características y tenderle una trampa.

Al día siguiente, fue citado nuevamente en el sector de Chimitá de Bucaramanga, donde se encontró con alias ‘Papo’ y juntos se desplazaron hasta la entrada de la vereda. Fue entonces cuando apareció alias ‘El Ayudante’ y, sin mediar palabras, le disparó, mientras que ‘Papo’ también le disparó por la parte trasera. A pesar de recibir múltiples disparos y caer al suelo, Sánchez Tapias logró moverse y lanzarse a un abismo para proteger su vida. Los sicarios continuaron disparándole desde arriba, pero creyendo que habían cumplido su objetivo, se fueron del lugar.

Sánchez Tapias fue auxiliado por la comunidad y trasladado a un centro médico, donde fue intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones. A raíz del ataque, perdió la audición en un oído, la movilidad en una mano y vive con una bala en la cabeza.

Cuatro años después, la Policía logró capturar a los dos sicarios responsables del atentado, Javier Vargas Ochoa, alias ‘El Ayudante’, y Israel Aza Avellaneda, alias ‘Papo’, quienes fueron arrestados en Piedecuesta y Bucaramanga respectivamente. Se les imputaron cargos por homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego, aunque no aceptaron su responsabilidad y fueron enviados a prisión.

Durante la investigación, se determinó que alias ‘Carpintero’ fue el autor intelectual del ataque, motivado por problemas personales con la víctima. Se espera la captura del autor material del hecho.

Más reciente