ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Sociedad mirona y cómplice

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ha desempeñado un papel clave en la resolución del conflicto armado en Colombia, a pesar de la polarización que sigue creciendo cada vez que actores políticos, fuerzas armadas, guerrilla y paramilitares aparecen en el escenario judicial.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Carlos Ibáñez Muñoz. Sin ningún perfil ideológico y soportado en las evidencias narradas y probadas, la contribución de la JEP al esclarecimiento de la verdad, la no repetición y a la reparación del daño en el conflicto armado en Colombia ha sido fundamental a pesar de los obstáculos que interpusieron varios actores y protagonistas de la gran tragedia colombiana y que neutralizó a buena hora la Corte Constitucional y la comunidad internacional.

He visto desfilar por ese estrado judicial en audiencias a los actores políticos y a las fuerzas regulares e irregulares del Estado; guerrilla, paramilitares, fuerzas armadas y políticos, confesando bajo un común denominador: la barbarie, las atrocidades, las masacres, las desapariciones, los asesinatos, el desplazamiento, las fosas comunes, la intimidación, etc. Todos tras su codiciado trofeo: El poder político y económico.

Por todo ello cuando suben al escenario de la justicia especial los protagonistas, se sacuden las redes sociales justificando o rechazando tan viles procedimientos; ello contribuye a polarizar más el país y a abrir más heridas alabando a uno u otro bando perpetradores de crímenes, ya sean guerrilleros, paramilitares, o de las fuerzas armadas so pretexto de consolidar una posición ideológica. Para todos ellos y sus macabros procedimientos debe levantarse la voz y una actitud de rechazo de la mayoría de los colombianos.

La violencia y la delincuencia permeo la sociedad colombiana como consecuencia de un Estado ausente, sin autoridad, indolente, distanciado de los anhelos populares, sociedad esta que convive con el crimen y lo tolera resignándose a ver los actores armados de distinto pelambre ideológico pasearse por sus regiones, por sus barrios y localidades imponiendo sus órdenes y violentando la democracia ante un Estado impávido y tolerante.

Si acuden los excombatientes de la Farc a confesar sus bárbaros crímenes sale la derecha a replicar y a censurar a los castro chavistas, bolivarianos o comunistas y si el turno es para los paramilitares se asoma la izquierda a denostar de sus procedimientos y a catalogarlos de fachistas, reaccionarios, exterminadores de derechos y libertades y si se presentan los militares le atribuyen al Estado el epíteto de genocida y violador de los derechos humanos.

En fin, en esta tragicomedia no hay inocentes, todos fuimos actores culpables por acción u omisión e hipócritamente al permitir con anuencia del Estado que el crimen y el delito se posicionará en todas las clases sociales y se enseñoreará en Colombia.

Este proceso que vivimos y nos causa repulsa, con la fe del carbonero esperamos que muy pronto sea superado.

Más reciente

¿Qué está pasando en UBA?

¿Qué está pasando en UBA?

Por: Darwin Vargas ¿Qué está pasando en la UBA? Le preguntan al subsecretario Se mueren los animales Pues no le brindan buen trato Denuncian los concejales Pues la comunidad se queja Mientras el secretario responde “es que recursos no quedan” Se necesitan los recursos Y vigilancia de la alcaldía Para