ir al contenido
🔴

Todo el hielo del Ártico podría derretirse en 10 años, advierten científicos

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El calentamiento global podría hacer de 2024 uno de los años más calurosos de la historia, según un estudio en Nature Reviews Earth and Environment. La rápida pérdida de hielo en el Ártico indica la urgente necesidad de medidas para enfrentar este cambio climático.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Parece ser que 2024 superará al 2023 en cuanto a promedio elevado de temperaturas, ya que apenas va iniciando el año y en algunas partes del mundo se han registrado ya cifras récord que nos hace pensar que este año podría ser uno de los más calurosos en la historia.

Sin embargo, el tema del calentamiento global es algo que preocupa a la comunidad científica, como bien advierte un estudio que recientemente se publicó en la revista Nature Reviews Earth and Environment, el cual se centra en el derretimiento de los hielos que conforman el Ártico en las últimas décadas.

Los resultados de dicha investigación son preocupantes, pues resaltan los impactos devastadores del cambio climático en esta región crucial del planeta. La pérdida acelerada de la capa de hielo marino en el Ártico no solo es un llamado de atención urgente, sino también una clara señal de la necesidad imperiosa de tomar medidas significativas para abordar este desafío global.

Cómo ha sido el derretimiento del hielo del Ártico

Según el estudio, este fenómeno en el Océano Ártico se ha venido siguiendo se cerca, mediante observaciones por satélite, en 1978. El derretimiento del hielo marino es, para los científicos, un indicador clave del cambio climático.

Pero en los últimos años, capa de hielo marino, que se forma en invierno y se derrite en verano, ha disminuido constantemente debido al calentamiento global causado por el hombre. Los investigadores señalan que la cantidad de hielo marino en verano ha disminuido año tras año, lo que tiene importantes implicaciones para el ecosistema y el clima global.

Según los científicos, el hielo marino suele alcanzar su nivel más bajo en septiembre, y se predice que entre 2035 y 2067 podríamos experimentar condiciones constantes sin hielo en este mes crítico.

El estudio proyecta que las primeras condiciones sin hielo en el Océano Ártico podrían ocurrir en algún momento entre los años 2020 y 2030, y posiblemente incluso antes de 2050. Los científicos predicen que entre 2035 y 2067 podríamos experimentar condiciones constantes sin hielo en septiembre, un fenómeno que tendría impactos significativos en el ecosistema marino, el presupuesto energético global y la erosión costera.

La investigadora Alexandra Jahn, de la Universidad de Colorado Boulder y creadora del estudio, puntualizó que el escenario de un Ártico sin hielo ya “no es una posibilidad remota”; esto significa que la urgencia de abordar el cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es más apremiante que nunca.

El derretimiento acelerado del hielo Ártico tiene una serie de consecuencias graves. Además de afectar a los ecosistemas marinos, el derretimiento del hielo marino también puede alterar los patrones climáticos y afectar la vida silvestre que depende del hielo marino para su supervivencia. Además, la reducción del hielo marino puede tener impactos económicos significativos en las comunidades que dependen de la pesca y el turismo en dicha región.

Más reciente