ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Bucaramanga en quiebra y con una sinfonía de obras inconclusas

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El exalcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas Rey, debe explicar la deuda de 420 mil millones de pesos y la destrucción de parques bajo una 'Urgencia Manifiesta', dejando la ciudad en quiebra financiera, según un editorial.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

El exalcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas Rey, que ordenó destruir los parques de la capital de Santander con el pretexto de una inmediata remodelación, aplicando la figura constitucional de la ‘URGENCIA MANIFIESTA’ para poder eludir la responsabilidad fiscal de la ‘licitación pública’, debería pronunciarse y dar una explicación a la ciudadanía para responder por el inmenso hueco financiero que tiene en quiebra las finanzas de esta ciudad.

La deuda acumulada resultará impagable, porque se deben cuatrocientos veinte mil millones de pesos, más lo que falta para atender la restauración de escenarios emblemáticos destinados a la recreación y esparcimiento de los habitantes de esta capital. Porque, así como apeló a una figura constitucional extraordinaria, que solamente se aplica en circunstancias de calamidad pública, debería responder, junto con sus ex asesores jurídicos, por semejante estropicio.

Si como lo afirmaba en sus mensajes radiales, donde comprometió la pauta publicitaria del año pasado por miles de millones de pesos, desatando una inaudita persecución contra el diario ‘EL FRENTE’, debería tener el carácter de una persona honrada, que se equivocó y comprometió el futuro de las finanzas de Bucaramanga.

Qué paradoja, la del exalcalde Cárdenas Rey, elegido a nombre de la ‘Liga de Profesionales Anticorrupción’, que se ufanaba con ser el ‘Rey de la Honradez’ y nos dejó la mala herencia de una ciudad en quiebra y con una deuda impagable, al menos en los próximos dos años.

Falta conocer por que, durante su administración, cambiaron al gerente del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga y crearon una ‘entidad sin ánimo de lucro’ para la contratación oficial, siguiendo las recomendaciones de un extraño personaje importado desde la zona cafetera del país, porque no hubo un ingeniero santandereano que pudiera aspirar a ese cargo.

Si era el candidato de la ‘Liga de Profesionales Anticorrupción’, como lo había recomendado su ‘padrino’ el ingeniero Rodolfo Hernández Suárez, ¿por qué tendremos que padecer sus errores y comprometer las costosísimas rentas del impuesto predial unificado y actualizado a los valores comerciales de la tierra, que tendrán un impacto muy fuerte en el bolsillo de los propietarios de bienes inmuebles de la capital santandereana?  

Hay cuarenta y ocho obras suspendidas, que no eran prioritarias. El vergonzoso estado de abandono de la Plaza Cívica Luis Carlos Galán y del Parque Custodio García Rovira son el espejo de una monstruosa aventura, producto de la vanidad personal de quien no quiso escuchar a los medios de comunicación, que ejercen veeduría por mandato legal.

Más reciente