ir al contenido

Eugenia Aguilar, el perfil más preparado para llegar a la Alcaldía de Piedecuesta

🤖 Resumen

En las próximas semanas, encontrarás aquí un resumen del artículo. Utilizaremos herramientas de inteligencia artificial para mejorar nuestras experiencias de lectura. Nuestro objetivo es proporcionar resúmenes concisos pero informativos que te permitan captar rápidamente la esencia de cada artículo. Estamos comprometidos con la innovación y la mejora continua para brindarte la mejor experiencia posible.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Tabla de contenido

Eugenia Aguilar nació en Piedecuesta, es abogada egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB), especialista en Derecho Público, Alta Gerencia, Finanzas Publicas y Preservación y Conservación de los Naturales. Es deportista, sensible, estudiosa y generosa, empeñada siempre en mejorar la calidad de vida de los habitantes de Piedecuesta y lograr el desarrollo económico, social y sostenible de este territorio que conoce a fondo, metas que se ha propuesto alcanzar como alcaldesa de este municipio.

Por Camilo Ernesto Silvera Rueda

Redacción Política / EL FRENTE

En un ejercicio periodístico de dos entregas EL FRENTE presenta a Eugenia Aguilar Rueda, una piedecuestana con raíces zapatocas, quien aspira al primer cargo público del municipio en el que nació y creció, y en el que ha forjado gran parte de su trayectoria profesional, esa que hoy pone a consideración de los Piedecuestanos, respaldada por el naciente partido político Independientes, de origen antioqueño, cuyo precursor es el alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle.

Está ubicada en el puesto número seis del tarjetón y allí llegó convocada por un grupo de ciudadanos que más que políticos tienen la vena académica y la experiencia profesional con la cual pretenden reorientar los destinos de la localidad garrotera.

En esta primera entrega, EL FRENTE presenta en un relato en primera persona la tradición de esta mujer, quien sin duda alguna representa una de las hojas de vida más formadas para lograr con éxito el tan anhelado pago de la deuda histórica que las administraciones locales en Piedecuesta tienen con las distintas comunidades, factor que ha sido repetitivo factor de promesa de los mandatarios locales a lo largo de los últimos lustros sin que hasta ahora se consolide el camino de las realizaciones para derrumbar la utopía del tan deseado buen gobierno para Piedecuesta.

“Nací en Piedecuesta”

Soy Eugenia Aguilar Rueda, abogada de profesión, estudié la primaria en el colegio de Gabriela Mistral y el bachillerato en el Centro Femenino de Comercio. En esa época este colegio impartía hasta el grado cuarto de bachillerato de tal manera que mis padres tomaron la decisión de enviarme a Bucaramanga a terminar el bachillerato en el Centro Tecnológico Nacional de Comercio.

Tuve la oportunidad luego de estudiar derecho en la Universidad Autónoma de Bucaramanga para luego hacer una especialización en Derecho Constitucional y Administrativo, básicamente el momento en el que escogí la línea del derecho público para ejercer mi profesión, todo lo que tiene que ver con la gestión y el funcionamiento del Estado y el ejercicio de la gestión pública.

Simultáneamente a mi formación académica, despertó en mí desde muy temprano el interés por el servicio de la ciudadanía de tal manera que aspire el año 1992 al Concejo Municipal de Piedecuesta, resultando elegida para un periodo de dos años, hasta el año 1994.

Recuerdo que me inscribí por un grupo significativo de ciudadanos que tenía como común denominador estar integrada por profesionales de distintos ámbitos del conocimiento, en su mayoría recién egresados de distintas universidades de la región, una lista que denominamos Acción Democrática del Pueblo, la cual fue el resultado  de las ganas de un grupo de jóvenes interesados en participar en la política, con una visión renovadora, sin estar dentro de los partidos tradicionales, y siempre teniendo en mente realizar un ejercicio de gestión pública basado en conceptos muy académicos.

Cargos públicos en

el Área Metropolitana

Después de pertenecer a la junta directiva del municipio de Piedecuesta, tuve la oportunidad de llegar a la Dirección Nacional del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec) a realizar una serie de consultorías, para luego continuar mi vida profesional en el Tribunal Administrativo de Santander donde fui asistente de un alto magistrado de esta instancia judicial.

En ese entonces mi soporte profesional estuvo enfocado a temas relacionados con movilidad y transporte público, una temática que continúe ejerciendo a lo largo de mi vida profesional en distintos cargos públicos.

Ese desempeño me llevó luego a ocupar la Dirección de Tránsito de Floridablanca donde realizamos todo un proceso de reingeniería debido a que en ese momento la institución se encontraba en condiciones anacrónicas, no aptas para los desafíos del nuevo modelo de desarrollo urbano y de movilidad que enfrentaba Floridablanca, y el Área Metropolitana.

En ese momento, por ejemplo, fuimos quienes logramos impactar positivamente sectores muy puntuales como todo el entorno de la Foscal, el sector de El Campanazo y otras zonas, donde implementamos proyectos pilotos de movilidad enfocados en realizar análisis académicos a las distintas problemáticas para, de la misma manera, buscar soluciones siempre pensando en el beneficio de la ciudadanía.

En este caso, muy preocupados por darle soluciones a problemáticas de tráfico vehicular que estaban afectando negativamente la seguridad de la ciudadanía, procesos que en su totalidad fueron implementados siempre pensando en la aceptación de la comunidad, para lo cual realizábamos socializaciones previas.

Así, las distintas disposiciones se implementaban fueron consecuencia de un ejercicio de acuerdos mutuos entre administración y comunidades. Fue muy interesante porque la comunidad llegaba al cumplimiento de las normas convencidos de que sus implementaciones eran urgentes para salvaguardar su vida y su integridad.

Fue un ejercicio muy interesante porque dejamos a la entidad en un proceso de renovación apto para realizar un trabajo mucho más eficiente, también en lo que tiene que ver con la expedición de matrículas, expedición de licencias y trámites relacionados con la movilidad, en fin fue una experiencia muy fructífera, que marcó un antes y un después en la Dirección de Tránsito de Floridablanca.

De la provincia a la capital

Después de superar este importante proceso fui llamada a ocupar la Secretaría del Despacho de la Alcaldía de Piedecuesta, que entonces la ocupaba el doctor Raúl Cardozo y más tarde, gracias a un proceso de mejoramiento continuo, y escalando a puro mérito, logré llegar a la secretaría de la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB). Mi labor allí fue incluso reconocida por el gobierno nacional, tanto que fui llamada a formar parte del equipo de asesores en el Ministerio de Vivienda y recientemente ocupé el mismo rol de consultoría pública en el Ministerio del Interior.

Toda una vida dedicada al servicio público, siempre pensando en el beneficio de la ciudadanía.

Más reciente