ir al contenido
🔴

Se buscan dolientes para salvar tramo Bucaramanga – Pamplona

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Colombia se ha convertido en un país donde se normaliza todo y la indolencia campea en sus cuatro esquinas, la violencia es normal, la dilapidación de recursos también, la corrupción es el deporte insignia y dejar ‘elefantes blancos’ multiplicándose por doquier, como parte del paisaje y de la nula acción de los entes de control.

El entregar contratos a concesionarios para que construyan vías importantísimas para el desarrollo de la economía nacional, muchos de ellos a dedo, sin asegurarse que estos se cumplirán y que las carreteras proyectadas se hagan realidad, no es más que favorecer intereses corruptos y untarse de esas determinaciones putrefactas.

Hace ocho años se firmó un contrato para construir un tramo de vía y el alborozo fue a lo grande, eso le daba esperanza a una zona urgida de una senda moderna, resistente al intenso tráfico pesado, porque es la que une a Colombia con la frontera venezolana, la cual requería que el tramo Bucaramanga – Pamplona sea erigido bajo otros parámetros, diferentes al resto del trayecto, por lo intrincado del terreno.

Pero, así como el humo de los festejos impregnó el ambiente, lo que se temía sobre la construcción de la carretera, se hizo realidad, el contrato se liquidó, el tramo sigue en el Siglo Dieciocho y los santandereanos, norte santandereanos y Colombia, engañados, traicionados y robados.

Allí se han enterrado miles de millones de dólares, se ha causado un enorme detrimento ambiental, se detuvo el progreso y se afectan otras vías barriales que se querían evitar transitar para el paso del flujo automotor pesado, en Bucaramanga.

Ahora se buscan dolientes para salvar la construcción del tramo Bucaramanga – Pamplona, porque la situación, como se desarrolló y se determinó durante esta semana, en la denominada Mesa Nacional de Acción Unificada de Infraestructura, sobre liquidar y punto, no es la acción final, porque están pendiente muchas explicaciones, las cuales van desde que se ideó el proyecto, hasta este momento en que se liquida.

El Congreso de la República debe entrar a legislar sobre aspectos vitales para que este tipo de corrupción disfrazada de quiebra económica, deje de pasearse por las megaobras del país, y haya un castigo ejemplar para los contratistas que se roban los dineros, no cumplen con los plazos, alargan el tiempo para lograr adiciones presupuestales y para quienes, desde las oficinas del Estado, acolitan estas prácticas aberrantes y  deshonestas, como bandoleros del erario, las mismas que se normalizaron, porque la justicia no actúa con rudeza.

Esta pintada de cara que le hacen a Santander debería ser tomada, por la bancada parlamentaria del departamento, como base de una ‘insurrección’ justificada, para que a una sola voz exijan la construcción de la autovía y que se cumpla con el plan al ciento por ciento, como está proyectado y en el menor tiempo posible.

Ojalá, en este tema, Representantes y Senadores demuestren que se hicieron elegir para trabajar por su región y no sólo para hacer parte de o promover componendas políticas, de las cuales sacan réditos para el presente y el futuro personal.

Más reciente