ir al contenido
🔴

Venezuela pierde su último glaciar: un hito sombrío en la lucha contra el cambio climático

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Venezuela ha perdido su último glaciar, La Corona, ubicado en el Pico Humboldt, en un evento que marca un hito sombrío en la lucha contra el cambio climático. Esta lamentable noticia convierte al país sudamericano en el primero en la era moderna en perder la totalidad de sus glaciares.

La desaparición de La Corona, que se confirmó a principios de 2024, no es una sorpresa. Desde la década de 1970, se venía observando un retroceso constante del glaciar, el cual se aceleró drásticamente a partir de 2016. Para el año 2019, solo quedaban 2 hectáreas de su superficie original, lo que significaba una pérdida del 50% en solo 4 años. Finalmente, en marzo de 2022, La Corona fue reclasificado como campo de hielo debido a su reducida extensión, marcando su desaparición oficial.

Las consecuencias de este evento son graves y duraderas La reducción del suministro de agua: Los glaciares actúan como reservorios naturales de agua dulce, liberándola gradualmente a lo largo del año. Su desaparición afectará negativamente la disponibilidad de agua para el consumo humano, la agricultura y la generación de energía hidroeléctrica.

Alteración de los ecosistemas: Los glaciares también sustentan ecosistemas únicos y frágiles. Su desaparición puede provocar la extinción de especies y la alteración de los ciclos hidrológicos y climáticos de la región.

Aumento del nivel del mar: A medida que los glaciares se derriten, contribuyen al aumento del nivel del mar, lo que genera riesgos de inundaciones y erosión costera.

La principal causa de la desaparición del glaciar de Venezuela, al igual que la de muchos otros en el mundo, es el calentamiento global. El aumento de las temperaturas atmosféricas ha acelerado el proceso de derretimiento, reduciendo drásticamente la masa de hielo.

La desaparición del glaciar de Venezuela es un llamado urgente a la acción. Para evitar que este tipo de eventos se repitan en otras partes del mundo, es necesariopara eso reducir las emisiones de gases de efecto invernadero: Esto implica transitar hacia fuentes de energía renovables, mejorar la eficiencia energética y adoptar prácticas sostenibles en todos los sectores.

Proteger los ecosistemas de montaña: La conservación de los bosques y páramos es fundamental para regular el clima y proteger los recursos hídricos.

La pérdida del último glaciar de Venezuela  recuerda la fragilidad del planeta y la urgencia de actuar ahora para protegerlo. Es un recordatorio de que el cambio climático no es una amenaza lejana, sino una realidad presente que ya está teniendo graves consecuencias en todo el mundo.

Más reciente