ir al contenido

AL menos 18 jóvenes se habría fugado de una correccional en Bucaramanga

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Una fuga masiva de jóvenes infractores ocurrió en un centro de rehabilitación en San Francisco. Se estima que unos 15 jóvenes se escaparon mientras se denuncian condiciones de vida inadecuadas y maltrato dentro del centro. La policía está investigando.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Los vecinos del sector de San Francisco compartieron el las redes sociales los momentos de angustia que provocaron los ruidos violentos que provenían desde el centro de rehabilitación para jóvenes que se encuentra ubicado sobre la carrera 21 con calle 15, lugar en el que frecuentemente se protagonizan hechos que alteran el orden público en el sector sin que sus directivos puedan estar a la altura de las circunstancias.

En esta ocasión, los disturbios al interior de la sede correccional fueron la antesala de una fuga masiva de jóvenes infractores, quienes arremetieron contras las instalaciones para luego alcanzar la puerta que da hacia la vía pública, para luego huir.

Aunque por el momento las autoridades no se han pronunciado al respecto, se estima que cerca de 15 jóvenes habían alcanzado fugarse, sin que el personal asignado para la guardia se mostrara diligente para evitarlo.

EL episodio ocurrió poco después de la medianoche, en las primeras horas de este sábado, y de acuerdo con lo que manifestaron los vecinos diez minutos después de la alerta ciudadana a las líneas de emergencia aparecieron patrullas de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, cuyos uniformados fueron señalados por negligencia por los vecinos del sector.

¿Hay tratos denigrantes?

Por medio de las redes sociales la comunidad se manifestó sobre el episodio y algunos de los testimonios dieron cuenta de presuntas irregularidades y malos tratos a los jóvenes internos.

“Los tratan mal y a lo que ingresan al lugar los maltratan no los dejan hablar, por poco no podemos sacar a mi hermano de allá, los dejan aguantando hambre, los colchones son llenos de chinches, si les dieran un mejor trato y una calidad de vida pues la situación sería distinta, por eso los familiares pagamos, para que los ayuden, no para que los traten de esa forma. Cuando mi hermano salió, y no solo él, muchos muchachos que estuvieron allá cuentan la situación de ese lugar.

Se espera que en las próximas horas la Policía Metropolitana de Bucaramanga se pronuncie en las próximas horas.

Cabe recordar que este es el segundo hecho de esta naturaleza que ocurre durante el mes de mayo en establecimientos de redención para menores infractores pues durante la primera semana de este mes se registró un intento de fuga en el centro de internamiento preventivo Hogares Claret, el cual se encuentra bajo el cargo del Instituto Colombiano Bienestar Familiar (Icbf), de acuerdo con información brindada por la alcaldía de Bucaramanga un grupo de jóvenes inició con los disturbios, lo que requirió la intervención de agentes de la Policía.

Más reciente