ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Al menos 7 cadáveres recuperó la JEP tras descubrimiento de nueva fosa común

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia reportó el hallazgo de siete cuerpos sin identificar de víctimas de desapariciones forzadas en el conflicto armado. Los hallazgos se realizaron en cementerios municipales de Turbo, Apartadó y Carepa en Antioquia.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Luego de varias jornadas de prospección, exhumaciones y cotejo forense en los cementerios municipales de Turbo, Apartadó y Carepa, Antioquia, la Jurisdicción Especial para la Paz reporta siete nuevos hallazgos forenses que corresponderían a cuerpos no identificados de víctimas de desaparición forzada, en el marco del conflicto armado.

Las diligencias fueron lideradas por el Grupo de Apoyo Técnico Forense (GATEF) de la Unidad de Investigación y Acusación (UIA) de la JEP y de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas. Allí llegaron tras las órdenes judiciales impartidas por la Sección de Ausencia de Reconocimiento de Verdad y la Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP para proteger zonas de interés forense.

De los siete hallazgos, recientemente documentados, uno fue recuperado en Apartadó en diciembre, dos en Turbo durante las jornadas que se llevaron a cabo del 22 al 26 de enero y cuatro más en Carepa en el marco de la intervención que se llevó a cabo esta semana. Precisamente, la acción conjunta del Sistema Integral para la Paz permitió dar respuesta en tres meses a una familia que ha dedicado más de 14 años a la búsqueda de Kenedy de Jesús Barrera Gaviria.

Gracias al cruce de información entre la JEP, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, Medicina Legal y la Unidad de Víctimas, con apoyo de la Gobernación de Antioquia y la Organización Internacional para las Migraciones, a fin de mes su familia podrá darle digna sepultura. Así mismo, la información suministrada por los comparecientes imputados en el caso ilustrativo Las Mercedes de Dabeiba puso fin a la búsqueda de Jhon Jarvi Cañas Cano, quien también será entregado de manera digna a sus seres queridos.

De los 32 hallazgos forenses hasta ahora reportados por la JEP en Urabá, 27 se han registrado en Carepa. Este proceso de prospección y exhumación en terreno inició después de que el grupo de expertos forenses caracterizó, organizó y catalogó la información recabada. De manera similar, este proceso, se ha replicado en Turbo, en donde el grupo de expertos profesionales recuperó los cuerpos de cuatro víctimas más, dos de ellas en la jornada que se llevó a cabo entre el 22 y 26 de enero de este año. Todos los hallazgos documentados se encuentran en proceso de identificación en los laboratorios de Medicina Legal.

Con este trabajo simultáneo que la magistratura lleva a cabo en Carepa, Apartadó y Turbo, la JEP avanza en su misión de esclarecer lo ocurrido en el conflicto, garantizando los derechos de las víctimas a quienes busca restituirles sus derechos vulnerados. Las medidas cautelares protegen lugares en los que se presume la existencia de cuerpos de víctimas de desaparición forzada y permiten garantizar sus derechos a la verdad, a la memoria colectiva y a la reparación simbólica.

Hallazgos recientes

Mientras que la JEP llegó a Carepa a contrastar los aportes a la verdad entregados por los comparecientes de la fuerza pública que vienen participando en el proceso restaurativo del caso ilustrativo de Dabeiba, adscrito a los casos 03 y 04, en Turbo la intervención avanza a partir de la información proporcionada por una víctima, que refirió la posible ubicación de víctimas de desaparición forzada que allí habrían sido inhumadas.

Las jornadas desarrolladas en Carepa se enmarcan en una medida cautelar adoptada por la magistrada Nadiezhda Henríquez, relatora del Caso 04, que investiga la situación territorial del Urabá, Bajo Atrato y Darién chocoano, y que además protege los cementerios de Mutatá y otros lugares de enterramientos clandestinos en Apartadó. Por su parte, los magistrados Alejandro Ramelli y Gustavo Salazar, de la Sección de Ausencia de Reconocimiento de Verdad, impulsan las medidas de protección en el cementerio de Turbo.

En el marco de las jornadas de prospección y exhumación que se están llevando a cabo en la región, la JEP ha atendido integralmente, hasta el momento, a por lo menos 300 víctimas. Estas acciones se enmarcan en la implementación de estrategias psicosociales con aquellos que padecieron el conflicto en esta zona del país. Estas intervenciones judiciales se mantendrán activas, reafirmando nuestro compromiso de brindar apoyo continuo a las víctimas y avanzar en la búsqueda de la verdad y justicia por los crímenes más atroces ocurridos en el conflicto.

Más reciente