ir al contenido
🔴

Así fue como un hombre en silla de ruedas logró pasar El Darien para llegar de ilegal a EE.UU.

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El venezolano Javier Rosales, en silla de ruedas, junto a su familia, migró a EEUU buscando mejor calidad de vida y tratamiento médico. Tras una dura travesía de cinco meses, obtuvieron una concesión de dos años para residir y trabajar en el país.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

El venezolano Javier Rosales, su esposa y sus cuatro niños, emprendieron su viaje hacia Estados Unidos hace varios meses, con el principal objetivo de que el hombre vuelva a caminar.

Javier, quien está en silla de ruedas, contó la dura travesía que debieron superar para llegar al país norteamericano, con la esperanza de operarse y recuperar sus funciones motrices.

La familia espera que, al llegar al país, puedan conseguir oportunidades para una mejor calidad de vida.

Los venezolanos emprendieron su viaje desde Colombia, a través del Darién. En su trayecto, enfrentaron múltiples dificultades.

“Mi silla se quedó entrando a la selva, de ahí muchachos me cargaron y de resto mi esposa y mis hijos me ayudaron”, dijo Javier.

En videos que comparte Univisión, se puede observar cómo la esposa del hombre lo carga al avanzar por los peligrosos caminos del paso migratorio.

El padre de familia relató que terminó en silla de ruedas tras resistirse al robo de su moto. “Debido a la delincuencia, por no querer entregar mi moto, me dieron unos disparos”. Como consecuencia de aquel asalto, sufrió lesiones en las vertebras “D11 y D12” de la columna vertebral.

Su viaje duró cinco meses, relató el venezolano. “El tramo más difícil, para mí, fue el de México”.

La esposa de Javier describió el peligro al que se expusieron para lograr su meta de cruzar la frontera a EEUU. “En un momento, el casi se me ahoga con uno de los muchachos”, dijo.

Al cruzar por un río, unos jóvenes “lo traían cargado, pero uno de ellos pisó mal. Yo comencé a gritar y no sabía si meterme al agua o no”, narró la mujer.

Finalmente, llegaron a la frontera de México, y esperaron durante varios meses a que se les otorgara una cita para entrar legalmente a EEUU, por medio de la aplicación CBP One.

La familia obtuvo una concesión de dos años para permanecer en el país con derecho a obtener un permiso de trabajo.

El venezolano, su esposa y sus hijos, llegaron a Miami hace un mes; sin embargo, su permanencia culminó recientemente. Ahora permanecerán en Nueva York hasta que consigan arreglar su situación migratoria.

Más reciente