ir al contenido

Bienvenido lo nuevo Por: Fundación Participar*

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Starbucks, la mundialmente conocida tienda de café y pastelería llegó a Bucaramanga y desde su inauguración, como ya es común en esta ciudad, largas filas se han hecho para probar sus productos. De inmediato muchos salieron a criticar esta actitud. Los trotamundos de espíritu viajero, los wanderlust, indicaron que era muestra de nuestra mentalidad provinciana, unos “campechanos” dijeron; los que tienen el corazón henchido del  espíritu patriótico dijeron que era una traición a la Patria por preferir productos extranjeros que son caros y no saben a bueno aun cuando el aparato desde el que escribieron su sentido mensaje no fue hecho en Colombia, ni tampoco la red social por la que se publicaron así como, seguramente,  más de la mitad de las cosas que usan y consumen en su cotidianidad.

En lo personal me gusta ver que, más allá de la frivolidad del mercado, las personas tengan un motivo de encuentro, que haya un pretexto para la camaradería, para vivir una sensación diferente y compartirla con los amigos y las personas que importan. También es bueno para una ciudad como Bucaramanga abrirse a nuevos negocios, ser parte de ese mundo globalizado que algunos veneran y otros satanizan, es una invitación a ser parte algo más grande y, por lo tanto, una oportunidad de ampliar nuestros propios horizontes que redunden en Crecimiento y de Desarrollo para la región.

En otro campo de la vida social, también llegaron nuevos mandatarios. Estos si llegan por mandato de la mayoría de personas que confiando en sus propuestas y capacidades los eligieron para que gobernaran las ciudades y departamentos durante los próximos cuatro años. Frente a ellos no hay largas filas, pero si grandes esperanzas para que las cosas mejoren en cada uno de los campos de la vida social, la economía y la cultura.

En el caso de Bucaramanga, capital del departamento, los ciudadanos esperamos que cambien las condiciones de seguridad y convivencia ciudadana; que haya una movilidad más eficiente y segura; que se diseñen estrategias que garanticen mayor permanencia de los niños y jóvenes en el sistema educativo y que éste sea de mejor calidad; que se procure una mirada más compasiva y solidaria hacia las personas adultas mayores y que además se promueva su rol de liderazgo en la sociedad destacando su sabiduría;  y que se consolide una política de juventud que permita recoger todos los aportes novedosos que esta franja de población ofrece en desarrollo tecnológico, deportes, artes y valores.

Bienvenido lo nuevo que abre el portal de la re-creación de una sociedad que necesita sentir que hay esperanzas para construir un mundo mejor a partir de sus propios talentos. *Álvaro Vecino Pico. E-mail: fundparticipar@yahoo.es

Más reciente