ir al contenido
🔴

Bienvenido Ricardo

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Claudio Valdivieso

En medio de un vaivén de publicaciones, mensajes y todo ese cuento de Facebook tuve la oportunidad de contactar visualmente varias obras del maestro Ricardo Ordúz Ordoñez. Cada obra ha sido escoltada con un texto bastante emocional y para rematar, emocionante.

En mi prudente tránsito por la ignorancia desconocía la existencia de este hombre y por supuesto de sus obras, las mismas qué fui descubriendo atraído por la identidad de su abstracción cuando alertó mi curiosidad por el perfecto engranaje entre su imaginación y sus manos, para interpretar las instrucciones de su mente y materializarlas en el caballete y el yunque bajo la intimidad de su taller.

Esto no es un cuento. En cada recorrido visual que daba a sus obras encontraba cierta afinidad con mis absurdas ilusiones de soñar sin limitaciones, y alucinar hasta confundirme o confundirnos en una permisiva realidad, y regresar… aunque hayamos enfrentado varios aterrizajes forzosos o costalazos como dirían los pilotos del aire.

Compatibles y aficionados absolutos por la “cuerda” de la locura fuimos contemplándola con respeto, además de una sutil y cariñosa irreverencia qué permitió “medirnos” la espantosa camisa de fuerza que rediseñamos en diferentes tallas, colores y con una elástica comodidad para lucirla sin incomodar a nadie y menos a nosotros mismos.

Entiendo qué cada pincelada, horma, diseño y textura de sus trabajos están compuestas de fragmentos idénticos a los usados por los poetas para dibujar en sus escritos cada novela titulada obra.

Ricardo Ordúz es un hombre extraordinario, tímido y sencillo; muy humano, y osado para materializar sus emociones a través del arte, creando un efecto espejo que nos invita a reflexionar sobre las nuestras, y la exigente interpretación que le damos; aceptación, y si es posible a la exitosa manipulación de ellas. Las obras de Ricardo pueden compararse con un diccionario emocional.

Además de sus expresiones emocionales frente al bastidor, Ricardo Ordúz se distrae con la escultura; escribe, y es leal a las brillantes “locuras” que patrocina sus obras con elementos muy cercanos o a fines finalmente cómo el color, figura y textura. Las emociones corren por nuestra cuenta.

Ricardo Ordúz es un ser humano sensible y ambicioso en encontrarse a sí mismo, y por eso cada vez que requiere asistir a su propia cita embadurna sus pinceles de emociones y los extiende en sus lienzos, con elementos donde planea el destino de la imaginación.  “Su creatividad narra una novela en el lienzo y la escultura”.

“Con mi trabajo me acompaño de soledad, de espacio, de atmosferas libres, de sentimientos que solo salen ante la quietud de mi mundo; triste es volver, difícil es volver, pero pertenezco a un mundo real... con el cual estoy comprometido”. (Sic)

La Galería Léopold Sedar Senghor de la Alianza Francesa de Bucaramanga dará la bienvenida a la “Exposición Emocional” del maestro Ricardo Ordúz, a partir de mañana 4 de abril a las 7:00 pm. Las puertas estarán abiertas para reflejarnos en los espejos del bastidor y latones figurados de coloridas y abstractas emociones. Intentaré llevar mi mejor camisa.

Más reciente