ir al contenido
🔴

Cabras lecheras: negocio y seguridad alimentaria

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Alcibíades Céspedes Muñoz, caprinocultor en la feria Agroferia 2024, se destacó por su transformación exitosa de la cría de ovejas a la cría de cabras lecheras. Aprovechó la pandemia para expandir su negocio, vendiendo cabras para la producción de leche casera.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Agroferia 2024 y sus grandes historias del campo

El interés de la Agroferia que se realiza en Cenfer, está centrado siempre en quienes dictan la parte académica, pero muy pocas veces nos enfocamos en los que trabajan, de sol a sol, en el campo.

En su finca El Rinconcito, con un clima y paisaje privilegiado, don Alcibíades Céspedes Muñoz (foto), sentado en uno de los pasillos de su casa, conversaba sobre como ‘hace un poco de años’ se dedicó a los ovejos de raza Katadin, al aprovechar un cierre programado del ICA, donde vio, en ello, una gran oportunidad de negocio.

“Fue un excelente negocio, lo tuve hasta hace unos 10 años. Cuando vi que los precios del mercado, de los ovejos, bajaba por la competencia, los dejamos un poquito y hace ocho años retomé con la cabra lechera, y nos ha ido extremadamente bien”.

Nacido y criado en el campo, frase de la región, en las entrañas del cañón del Chicamocha entre Jordán Sube y Los Santos, en la vereda La Peña, este destacado caprinocultor ‘anduvo por varias partes’ como afirmó coloquialmente, pero luego regresó a la Mesa de Los Santos donde vio la posibilidad de trabajar con animales, al entender que la leche y todos los productos de cabra son excelentes para la salud. Tan bueno ha sido su negocio, que hasta la pandemia ayudó en el propósito.

Pandemia rentable

“Mucha gente en pandemia nos compró animales para llevar a las fincas y hoy tienen ya en las cuatro o siete cabras produciendo la leche de la casa y de los amigos. Hoy tenemos unas cabras sobre los cinco litros de leche, muy buenas, de muy buena genética; allí podemos tener la disponibilidad de la leche en la casa. No lo hagamos como un negocio, hagámoslo por salud que es el mejor negocio”.

Y es que hablar de estos animalitos es recordar sus bondades, que quizás han sido subestimadas, en su criterio, este empresario del campo, sostiene que afortunadamente mucha gente ha entendido que, si se lleva dos o tres cabritas y un macho, pueden tener una cría espectacular.

“Indiscutiblemente es muy bueno, la ventaja grande: donde come una vaca, comen ocho cabras de las mías que son grandes, que en promedio son 10, las mías son bastante comelonas”.

Feria que abre puertas

En su acertada visión de negocio, sostiene que darse a conocer en el mercado nacional les ha abierto puertas y eventos como Agroferia, les aportan aún más para el desarrollo de esta línea de producción pecuaria.

“Es muy importante que vengan que nos acompañen, que conozcan, que evalúen lo que quieren y en Agroferia y Caprisan tenemos todo para que cada uno escoja lo que más le conviene hay bueno y hay muy bueno”.

Al finalizar la mañana luego de este diálogo, con una sonrisa plácida y tranquila que solo dan los años, don Alcibíades orgulloso mostraba la calidad de sus cabras lecheras, que en ordeño o en los apriscos dan cuenta de las bondades e infinitas posibilidades que ofrece el campo.

Más reciente