ir al contenido
🔴

Cámara Colombiana de Infraestructura pide no aumentar el Diesel para bajar inflación

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Una vez que el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, reveló que el Índice de Precios al Consumidor, IPC, varió 7,74% en febrero de 2024 con respecto al mismo mes del año anterior, y 1,09% frente a enero de este año, se empezaron a considerar la variables de esa disminución y una  de la primeras reacciones fue de Juan Martín Caicedo Ferrer, Presidente de la Cámara Colombiana de la Construcción, CCI..

De acuerdo con el Dane, las divisiones que más incidieron en la variación anual del IPC fueron: alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles; transporte; restaurantes y hoteles; educación; y alimentos y bebidas no alcohólicas, con una contribución total de 6,51 puntos porcentuales.

Un análisis de la Cámara Colombiana de Infraestructura, CCI, basado en los anexos técnicos del Dane, encontró que subclases como ‘Arriendo’ (1,75 puntos porcentuales), ‘Combustibles para vehículos’ (1,14 puntos porcentuales), ‘Comidas en establecimientos de servicio a la mesa y autoservicio’ (0,75 puntos porcentuales) y ‘Electricidad’ (0,72 puntos porcentuales) son las que mayor impacto tienen sobre el IPC, representando más del 56% de la contribución anual.

En contraste, los peajes solo aportaron 0,02 puntos porcentuales a la variación anual del IPC, lo que demuestra que, en términos relativos, su impacto en la inflación es marginal.

“Celebramos que, durante 11 meses consecutivos, el IPC muestre una tendencia decreciente y que, una vez más, los peajes hayan contribuido marginalmente a este índice”, precisó Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente ejecutivo de la CCI.

Caicedo Ferrer también mencionó que, para preservar la senda decreciente del IPC y lograr una reactivación económica sostenible, es fundamental mantener inalterado el nivel de precios del diésel, dado el impacto sustancial y negativo que los combustibles tienen sobre la inflación.

Más reciente