ir al contenido
🔴

Canibalismo en las bandas criminales de México

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El antropólogo Claudio Lomnitz sostiene que las bandas criminales en México poseen una espiritualidad que sustenta moralmente sus atrocidades, incluyendo el canibalismo. Dentro de estos grupos, se han desarrollado cultos y prácticas ritualísticas que refuerzan su soberanía "paralela" al Estado.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Es difícil imaginar que las bandas en México puedan tener algún tipo de creencia religiosa, por la brutalidad con la que operan. Esas bandas, sin piedad alguna, secuestran, torturan, y matan a rivales y traidores, llegando al extremo de ingerir carne humana.

¿Es posible que exista una teología detrás de estas bandas armadas ?

Claudio Lomnitz, antropólogo de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, cree que sí existe una espiritualidad que provee un sustento moral a estas prácticas.

En entrevista con el diario BBC Mundo, el investigador mexicano relata las implicaciones políticas, sociales y religiosas de los cultos que funcionan en el seno de los cárteles al margen de las instituciones establecidas a partir de lo que él denomina como “soberanías paralelas” al Estado.

Lomnitz profundiza en la entrevista sobre los distintos tipos de canibalismo que han existido entre los grupos criminales en décadas recientes, desde una perspectiva antropológica, buscando el sentido detrás de los rituales desarrollados por algunos de los mayores cárteles de la droga que han operado y operan en el país.

México tiene un Estado, pero han ido surgiendo espacios alternativos de soberanía.

Digamos que hay varias soberanías del crimen organizado. Se visten como si tuvieran sus propios ejércitos, cobran derecho de piso, que es como recolectar impuestos, algunos grupos se autodenominan como corporaciones, es decir, desarrollan una burocracia, mencionó

La evolución del canibalismo ha tenido tres pasos. El primero, es el momento en que aparecen los mal llamados narcosatánicos en Matamoros en 1989. En ese caso, está todo sujeto a un rito con un santero, un especialista ritual que le da protección mágica a un grupo a través de un rito que incluye el sacrificio humano.

Hay ejemplos horrorosos y escalofriantes de canibalismo entre los Zetas en que matan a un traidor y, como si fueran carniceros, mandan a cocinar su carne. No estamos hablando de ingerir un brebaje con un poco del corazón de una persona en un ritual. Estamos hablando de cocinar las piernas, las partes más carnosas, para ponerlas en tamales.

Hay una especie de simbolismo, de alguna manera religioso, en el sentido de la comunión. El mensaje es: “Todos nosotros, sean miembros o no de esta organización, estamos comiendo de esto”. Esta cosa siniestra, es una forma de canibalismo que está documentada en México.

Más reciente