ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Cuarenta años de retraso en la construcción de vías en Santander

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Le ha faltado mayor divulgación a la dinámica de las obras públicas de Santander en este último periodo constitucional, donde gracias a Mauricio Aguilar se reactivaron las obras de la ‘Ruta del Petróleo’.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Muchas veces hemos escrito notas editoriales en EL FRENTE, recomendándole a la representación parlamentaria mayor eficacia en la financiación de las obras públicas de esta zona del país.

Tiene el departamento de Santander diez (10) senadores y nueve (9) representantes a la cámara que, en conjunto, deberían hacer gestión para sacar adelante al departamento de Santander del estado de postración en que lo encontró hace cuatro años el gobernador saliente Mauricio Aguilar Hurtado, autor del ‘Pacto Funcional por Santander’ suscrito con el expresidente de la república Iván duque Márquez.

En el partido de Los Comunes, es decir de las guerrillas desmovilizadas de las FARC, tenemos en el senado de la República hasta la compañera sentimental del legendario guerrillero Manuel Marulanda Vélez.

Le ha faltado mayor divulgación a la dinámica de las obras públicas de Santander en este último periodo constitucional, donde gracias a Mauricio Aguilar se reactivaron las obras de la ‘Ruta del Petróleo’, que lleva noventa años esperando el bálsamo del asfalto producido en los campos petroleros de Barrancabermeja con el trabajo y el esfuerzo de los trabajadores santandereanos vinculados a la primer refinería que tuvo Colombia y que fue inaugurada en 1918 por la compañía norteamericana ‘Tropical Oil Company’.

Nuestros parlamentarios han sido buenos y valientes para la perorata y la pelea contra sus rivales en los grupos y partidos políticos, pero su temperamento agresivo los ha llevado a combatirse los unos a los otros, quietándole al departamento de Santander todas las oportunidades de progreso, y muchos de los aportes presupuestales, entregados por ellos mismos a otras regiones del país.

Son unos verracos para la dialéctica, pero son envidiosos e individualistas, contrarios a los antioqueños y a los costeños que trabajan en bancadas regionales, para apoderarse del presupuesto nacional de las obras públicas.

Como habrá sido la suerte de Santander y de los santandereanos, que hemos padecido las consecuencias de todas las guerras civiles, entre ellas la ‘Guerra de los Mil Días’ que fue la peor carnicería humana que conozca la historia de nuestro país.

El Cerro de Palonegro, donde se construyó el Aeropuerto que presta sus servicios a los municipios del Área Metropolitana, fue obra de un ‘Comité de Acción Santandereana’ que impulsaba el fallecido expresidente de Ecopetrol, doctor Mario Galán Gómez (q.e.p.d.), padre del sacrificado exministro Luis Carlos Galán Sarmiento.

En la construcción de la red de carreteras departamentales, intermunicipales y nacionales, que atraviesan en departamento de Santander, ha habido toda clase de equivocaciones. La construcción y pavimentación de la carretera Los Curos – Málaga, sigue siendo un calvario, por las fallas geológicas que presenta el Cerro de La Judía y el Alto de Guaca.

Esa carretera, inaugurada hace casi un siglo, ha debido trazarse, como ya está previsto, por la margen del Río Chicamocha, para conectar desde la cuenca hidrográfica a los municipios de Santa Bárbara, Guaca, San Andrés, Molagavita y Málaga. La plata del estado colombiano que se ha invertido en la carretera Los Curos – Málaga ha sido como tirar toneladas de dinero al Pozo Donato, porque cada que llega la temporada de lluvias, reviven los desplazamientos de la corteza terrestre y aumenta el calvario de los habitantes de la aguerrida provincia de García Rovira.

La construcción de la autopista ‘Ruta del Cacao’, entre Lebrija y Barrancabermeja ha sido otra enorme equivocación, porque el trazado de la ruta ha debido hacerse por la margen del Río Sogamoso, desde el corregimiento de Tienda Nueva, municipio de Betulia, pasando por las tierras de ‘Montebello’ a conectar con la vía Girón – Zapatoca, que lleva muchos años esperando que terminen las obras de pavimentación de la ruta que desde Girón conduce a la ‘Ciudad Levítica’.

Gracias al gobernador saliente Mauricio Aguilar, quedarán iniciadas las obras del anillo vial externo de la zona metropolitana de Bucaramanga, con recursos propios del departamento, porque la nación, en manos del presidente Gustavo Petro, no tendrá tiempo ni voluntad para dedicarse a la construcción y pavimentación de carreteras.

Más reciente