ir al contenido
🔴

Cuestión de principios

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Tras el ataque al consulado iraní en Damasco, Irán advirtió venganza contra Israel y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahú, prometió defensa a su nación. El autor argumenta que el respeto es fundamental para evitar conflictos internacionales.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: León Sandoval-Ferreira

El ataque al consulado iraní en Damasco, Siria, ocurrido el pasado primero de abril, atribuido a las fuerzas israelíes, fue motivo de fuertes declaraciones por parte del presidente de Irán, Ebrahim Raisi (1960) y su máximo líder el ayatolá Alí Jamenei (1939), en el sentido de aseverar que, habrá una respuesta y la venganza que llevará al arrepentimiento de Israel. Estas declaraciones fueron motivo de respuesta por parte del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahú (1949) quien aseveró: “Sabremos cómo defendernos y actuaremos en consecuencia al simple principio de que a quien planee hacernos daño o nos haga daño, le haremos daño”.

Las anteriores declaraciones más allá de constituir frases beligerantes, sin lugar a duda alguna, con trascendencia por provenir de quienes las pronuncian y que bien podrían ser detonantes de un conflicto internacional de dimensiones inconmensurables, también permiten apelar al menos común de los sentidos: El sentido común. Existe un principio sencillo y básico de simple sentido común, quien ingresé al nido de un águila calva que cuida sus polluelos deberá atenerse a las consecuencias del ataque feroz de una de las aves más descomunales, en otras palabras, “A quien está quieto se le deja quieto”, y esto se resume en una única palabra: Respeto.

Los principios no son negociables, eso implica que en materia de principios se debe ser férreo, como bien lo enunciara Sun Tzu, antiguo filósofo chino, en su obra El arte de la Guerra, los principios han de ser como el roble y la estrategia como el bambú. El respeto es un principio que no se negocia, así como son principios Di-os por encima de todo y de todos, Familia, Dinero, No todo se vale, La propiedad privada se mantiene incólume, La libertad personal, La vida es sagrada siempre y cuando no riña contra la propia existencia, La monogamia, La legítima defensa de la vida, de la propiedad y de la libertad.

El respeto por el otro, entraña per se el principio de la libertad, la defensa del individuo y de la individualidad. Es increíble que se pretenda vulnerar al individuo en aras de colectivizar y priorizar lo colectivo; sin respeto por la individualidad no se puede lograr la colectivización que tantos anhelan.  Se habla mucho de amor al otro, pero se olvida el amor propio. Sin amor propio difícilmente habrá amor por el otro. La frase “A quien pretenda hacerme daño, le haré daño”, encarna sabiduría porque contempla el derecho natural a la autoconservación, la posibilidad de defender, de proteger y de cuidar lo propio. ¿Desde cuándo es indigno defenderse? ¿Cómo pretenden proteger lo público cuando no se permite antes proteger lo privado?

En la actualidad es mal visto o políticamente incorrecto. como dicen algunos, hablar de defenderse de quien hace daño. Las normas y el modelo educativo pregonado en Occidente apuntan a negar el derecho de la legítima defensa para garantizar cada vez más los derechos de los perpetradores. Razón le asiste a Netanyahu en defender a su pueblo, simplemente apela al Respeto. Israel es una nación que a lo largo de su milenaria existencia ha sido irrespetada por quienes le rodean, al punto que, hay quienes niegan la existencia del holocausto contra el pueblo judío y a su manera hacen revisionismo histórico, no en vano es el pueblo elegido de Di-s que, llamó a lo más vil y vilipendiado del mundo.

Cuestión de principios es respetar al otro, como también es cuestión de principios defender lo propio. Una persona no debería sentir vergüenza por defender lo propio y lo que ha obtenido lícitamente. Israel tiene derecho a la defensa, a defenderse y a tener un territorio seguro y en paz. Bendiciones para Israel y su capital Jerusalén por siempre.

Más reciente