ir al contenido

De Curos a de-Málagas

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El autor critica la mala gestión y la corrupción en el sistema de carreteras de Colombia, donde a pesar de las inversiones, las rutas siguen en mal estado. Sugiere la formación de un bloque unificado para el desarrollo eficiente y transparente de infraestructuras.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Nelson Rico Cañas

Cual cien años de soledad y su realismo mágico a un realismo verdadero, esta vía ha sido, es y seguirá siendo la decidía de las carreteras del país.

Desde los años 70’s que según los inventarios de la red vial de la Nación aparecía pavimentada, surge una pequeña pregunta: ¿Quién se robó esa platica? Y no es por voluntad propia que la Nación le realiza inversiones, es por una acción popular interpuesta por unos dolientes.

Un contrato actual para una sola empresa para que maneje 124 km es a todas luces un despropósito, ya que contempla ocho años de intervención, ¿Cuál Municipio querrá ser el último en ser intervenido?

“El burro manso y la carga pesada” para completar el clima de 2022 y 2023 no es que haya ayudado mucho, y los recursos se han gastado en atender emergencias y obra nueva, “En otro contrato será”.

Por mal chiste siempre le dije a mis buenos amigos Malagueños Sierra y Abril que, si pavimentaban toda la vía se le cambiaría el nombre por ¨vía a BUENALAGA¨, ¡creo que eso no lo veremos nunca!

Por las inversiones que allí se han hecho deberían tenerla pavimentada en oro; una situación no igual pero semejante, les pasa a los parques del Área Metropolitana de Bucaramanga, les invierten y les invierten y siguen igual de aciagos; y siguen siendo la caja menor para financiar campañas con inversiones multimillonarias para entregar obras mediocres.

Es hora que la provincia establezca un bloque común y no tibias intenciones en pro de un mejor desarrollo a través de la ejecución de los recursos; ya que, poco o nada resultan las acciones de nuestros senadores santandereanos; el ego no les permite unirse por un solo propósito; y si no, miremos lo sucedido con la variante San Gil, con senador a bordo, pero ahí sigue empantanada. Nada a nivel vial funciona en Santander, tenemos las peores vías primarias, secundarias y terciarias del país.

Quiero terminar diciendo como escribió Gabriel García Márquez en Cien Años de Soledad con sordos sentimientos de rabia ¨Me cago dos veces en natura¨, parece que nuestros Honorables se cagan tres. *Ingeniero Civil

Más reciente