ir al contenido
🔴

Del trago, la gobernanza y el vinagre

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El artículo critica el actual gobierno de Colombia, acusándolo de ignorar las necesidades del país, como salud, violencia y economía. Se sugiere que el presidente Petro favorece a la guerrilla y narcotraficantes, y se insta a la vigilancia ciudadana para evitar futuros engaños políticos.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La improvisación es el acto de realizar algo sin haberlo preparado. En pocas palabras: sin saberlo. Esa es la actualidad con el gobierno que, aunque quiere decir lo contrario, no administra ni el hielo para la gaseosa o el “güisqui” que se chupa. Y es que el presidente representa el poder ejecutivo porque eso es lo que debe hacer, ejecutar, pero no lo hace porque únicamente opina en redes sociales. Es ridículo creerse el mejor presidente escribiendo (y mal) diez palabras diarias en el celular.

Por: Edgar Julián Muñoz González

Me gusta pensar que la democracia es como un partido de bolo criollo, dónde se gane o pierda, siempre hay motivos para estar contentos mientras tengamos la libertad hasta para echar un madrazo. Poco a poco nos están acabando con el albedrío para soñar, para salir adelante por nuestros propios medios. No hace falta decir que la noche es oscura porque se oculta el sol. Tampoco que la guerrilla se tomó el poder con Santos y Petro. Son axiomas y decir lo contrario es fantasear con la cháchara politiquera que daña el alma y quita el sueño.

El país está inconforme por las necesidades que no son atendidas y que desde hace décadas no veíamos tan abandonadas como ahora: el pésimo estado de las carreteras, el aumento desmesurado de los combustibles, los altos índices de violencia y, ahora, la salud. Las medidas a tomar no requieren de ningún esfuerzo intelectual para que los colombianos estemos contentos. Pero, increíblemente, aún hay muchos que siguen diciendo que nuestro mandatario es muy inteligente. La inteligencia es la facultad que permite aprender, entender y razonar para tomar decisiones y formarse una idea determinada de la realidad. Nunca ha sido la capacidad de fumarse un porro, emborracharse y pasar el guayabo con perico.

Yo, con toda la certeza que siempre he tenido de que este gobierno es de irresponsables, no veo ninguna muestra de esa inteligencia sobrenatural que tanto pregonan cuando todas las acciones e inacciones que publican van en contra de cualquier sentido económico y social. ¿A quién le están hablando? ¿Para quién siguen gobernando? Está más que claro que Gustavo Petro gobierna para la guerrilla y los narcotraficantes. Peor que Santos, ¡una desgracia!

No obstante, de poco sirve lamentarse o regocijarse de las acciones del gobierno cuando tenemos aún mucho tramo por delante. Aunque es bueno observar y tratar de predecir los resultados; el que no sabe para donde va, corre el riesgo de llegar a donde no quiere. En este barco colombiano, el pesimista se queja del viento; el optimista espera a que cambie; el realista ajusta las velas. Veo que nos estamos hundiendo, aunque hay varios capitanes en la oposición, hombres y mujeres, dispuestos a luchar por este crucero. Más que nunca debemos estar pendientes de los movimientos políticos para, en el futuro, no dejarnos engañar por villanos demagogos que prometen agua y entregan vinagre.

Más reciente

De la literatura, la filosofía y la economía

De la literatura, la filosofía y la economía

El artículo aborda la relación intrínseca entre literatura, filosofía y economía. La literatura refleja las estructuras sociales y económicas, la filosofía busca entender la existencia y realidad y la economía estudia la producción y distribución de bienes y servicios esenciales.

Decisiones trascendentales

Decisiones trascendentales

“En tiempo de desolación no hacer mudanza”, enseñaba Ignacio de Loyola a los jesuitas, para señalar que en tiempo de crisis no tomaran decisiones trascendentales, como califiqué en anterior columna las que podría tomar la Mesa de Diálogos con el ELN en la actual ronda. Por: José Félix Lafaurie Ahora