ir al contenido
🔴

Demandan a las directivas de un colegio porque ataque de bulling por poco acaba con la muerte de un menor

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Una madre en Texas demanda al distrito escolar por no responder adecuadamente cuando compañeros de equipo de fútbol de su hijo con alergia al maní pusieron maní en su ropa. Pide $1,5 millones, citando violaciones a la Ley de Estadounidenses con Discapacidades y la Ley de Rehabilitación.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Una madre de Texas presentó una demanda contra el distrito escolar de su hijo después de que sus compañeros del equipo de fútbol supuestamente pusieran maní dentro de su ropa a pesar de que sabían que era alérgico y que eso pudo haberle ocasionado la muerte.

Shawna Mannon, la madre, alegó que los directivos de la escuela no castigaron adecuadamente a los compañeros de equipo de fútbol americano y que no detuvieron el acoso persistente de su hijo, Carter. Los responsables, según Law&Crime, apenas recibieron una suspensión de dos juegos por parte del entrenador.

Mannon, en cambio, exige no menos de $1,5 millones de dólares, según la demanda presentada ante el Tribunal Federal de Distrito del Distrito Oeste de Texas.

Asimismo, acusa al Distrito Escolar Intermedio de Lake Travis, en Austin, de violar los derechos de Carter bajo la Ley de Estadounidenses con Discapacidades y la Ley de Rehabilitación y de crear un “ambiente educativo hostil”.

Intención en hacer daño

La demanda de la madre alega que el 5 de octubre del año pasado Carter y dos de sus compañeros de equipo hablaban de ir a comer cuando uno de ellos mencionó Texas Roadhouse, un lugar conocido por servir maní.

Carter, según la demanda, advirtió que era alérgico al maní y les mostró su EpiPen que siempre lleva consigo en caso de que tenga una reacción. Ante eso, sus compañeros le habrían preguntado si “arrojarle maní, echarlos en su casillero o ponerlos en su uniforme podría ser fatal”, a lo que Carter les dijo que sí.

A pesar de la advertencia, posteriormente sus compañeros de equipo ingresaron “ilegalmente” al vestuario de fútbol y uno de ellos tomó una lata de maní y “procedió a vaciar el contenido por todo el uniforme” de Carter, “dentro de sus botines de fútbol” y por toda su casillero, según la demanda. También alega que el otro compañero grabó todo, según Law&Crime.

El hijo de la demandante finalmente no ingirió los maníes gracias a que se percató cuando uno de sus compañeros mostraba el video al resto del equipo. No obstante, desarrolló urticaria en los brazos que duró días.

La escuela dice que no es acoso

El acoso habría continuado días después, cuando otro compañero puso una barra de granola de mantequilla de maní en la mochila de Carter.

Ante la situación, según la demanda, la escuela no siguió las políticas del distrito y del estado que dicen que los administradores deben intervenir y disciplinar a los infractores cuando ocurre acoso. Y el subdirector, Sandy Surdy, supuestamente concluyó el mes pasado que “el acoso, tal como lo define la ley y la política de LTISD, no ha ocurrido”, dice la demanda publicada por Law&Crime.

Más reciente