ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Denuncian en el Senado crisis humanitaria en el sur de Bolívar por enfrentamientos entre grupos ilegales

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Los enfrentamientos entre el ELN, las disidencias de las FARC y el Clan del Golfo han obligado a 120 familias a confinarse en el sur de Bolívar, Colombia. La senadora Berenice Bedoya ha pedido intervención gubernamental para proteger a los civiles.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Al menos 120 familias permanecen confinadas en el sur del departamento de Bolívar por enfrentamientos entre el ELN, disidencias de las Farc y el Clan del Golfo. Decenas de familias llevan días intentando resguardarse del fuego cruzado.

Cientos de habitantes viven una tragedia en el sur de Bolívar por enfrentamientos entre disidencias de las FARC y ELN contra el Clan del Golfo, la ciudadanía sigue siendo la más afectada en medio de este conflicto.

La senadora Berenice Bedoya se une al clamor de la población: “Hago un llamado al Alto Comisionado para la Paz Otty Patiño y al Ministro de Defensa Iván Velásquez para identificar quienes están violando los protocolos del Derecho Internacional Humanitario, también le pido a la Fiscalía que active una ruta para proteger a todas las familias afectadas”.

La pelea por el control en Bolívar está afectando a municipios como: Cantagallo, Morales, Simití, San Pablo, Arena y Santa Rosa del Sur, las economías ilegales siguen fortaleciéndose en el departamento ya que está ubicado en un punto estratégico, las grandes víctimas de estos enfrentamientos y problemas de orden público siguen siendo los civiles.

“Los colombianos lo único que hemos visto en los últimos seis meses de negociaciones y de cese al fuego bilateral con el ELN son 43 homicidios, 35 secuestros y muchos más delitos. Le digo al presidente Gustavo Petro que no siga arriesgando a la fuerza pública y a los ciudadanos”, afirmó la senadora Yenny Rozo del Centro Democrático.

Según cifras de la Defensoría del Pueblo, el conflicto armado que vive la región ha dejado recientemente a más de 2.000 desplazados. Desde el Legislativo los senadores unen sus voces para fortalecer la presencia institucional y respetar la vida de la población civil.

Guerra por el territorio

Debido a la difícil situación que se vive en la zona, se ha hecho necesaria la presencia permanente del Ejército. Además, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, hizo un llamado a la Gobernación del departamento para llamar de manera urgente a un Subcomité de Justicia Transicional en Santa Rosa del Sur, con el fin de revisar y tomar medidas para mitigar la crisis de derechos humanos.

Hasta ahora, habitantes de dos veredas de Santa Rosa del Sur se han tenido que confinar por el temor de quedar en medio de las hostilidades entre los grupos criminales.

Las comunidades de zonas rurales de Cantagallo, San Pablo, Simití, Morales y Arenal, se han visto desplazadas de sus viviendas con rumbo a los cascos urbanos de esos municipios.

Vea también: Niños reclutados y esclavitud sexual de mujeres: los relatos de un excomandante de las Farc ante la JEP

ELN, Clan del Golfo y Estado Mayor Central se han disputado durante varios años el control territorial y el manejo de las economías ilícitas en el sur de Bolívar, por lo que la situación actualmente es crítica. No obstante, según información de la Defensoría, hay territorios en los que se han creado acuerdos entre ELN y disidencias para la coexistencia de ambos actores armados.

En esta región del país existe una alerta temprana en la que se solicita al Gobierno Nacional y a las autoridades locales acoger las recomendaciones para proteger a las comunidades afectadas por el conflicto armado en el departamento.

La alerta también evidencia que las Autodefensas Gaitanistas de Colombia han tercerizado sus acciones apoyando económica y estratégicamente a bandas criminales como Los España, Los Carburadores y Los Gomelos.

Mediante este modus operandi, el Clan del Golfo estaría manejando la distribución y comercialización de drogas, así como el cobro de extorsiones a la población civil, y otras acciones criminales.

Más reciente