ir al contenido
🔴

El gasto militar global alcanza su máximo en una década impulsado por conflictos actuales

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El gasto militar global ha alcanzado un récord de $2.4 billones, impulsado por los conflictos actuales, según un informe del Sipri. Estados Unidos, China, Rusia, India y Arabia Saudita son los países que más han invertido en defensa.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

El gasto militar global alcanza su máximo en una década impulsado por conflictos actuales

El gasto en defensa a nivel internacional ha marcado un hito, ascendiendo a la suma sin precedentes de 2,4 billones de dólares, de acuerdo con las últimas revelaciones de un informe del Sipri divulgado el lunes. Esta escalada, la más significativa en más de diez años, es resultado directo de las continuas guerras y conflictos que afectan diversos puntos del planeta.

El ascenso se extendió globalmente, destacándose en Europa, Oriente Medio y Asia. Con Estados Unidos a la cabeza, seguido por China, Rusia, India y Arabia Saudita, estos son los países que más presupuesto han destinado al armamento.

Desde el Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (Sipri), Nan Tian subraya: "El gasto militar mundial ha llegado a su punto más alto, y por primera vez desde 2009, se observa un incremento en los cinco continentes". El crecimiento del 6,8% en el año 2023 se señala en el informe como la "subida anual más pronunciada desde 2009".

Este aumento del gasto es un claro reflejo de la deteriorada paz y seguridad internacional. "Realmente no existe ninguna región del mundo en la cual la situación esté en vías de mejorar", afirma Tian.

La guerra en Ucrania ha propiciado no solo un incremento de los gastos militares en la nación invadida sino también en Rusia y un grupo amplio de países europeos. Rusia experimentó un aumento del 24% en su presupuesto militar, alcanzando los 109.000 millones de dólares, lo que supone un incremento del 57% desde la anexión de Crimea en 2014.

Más reciente