ir al contenido
🔴

El gobierno de Perú da marcha atrás y aclara que la transexualidad no es una enfermedad mental

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La comunidad LGBTQ en Perú critica un decreto del Ministerio de Salud que incluye la transexualidad como "problema de salud mental" en su Plan de Aseguramiento en Salud, a pesar de una aclaración posterior de que la identidad de género y diversidad sexual "no son enfermedades".

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La comunidad LGBTQ en Perú reaccionó con críticas y anunció posibles "manifestaciones pacíficas" en respuesta al decreto supremo difundido por el Ministerio de Salud, que cataloga el "transexualismo" y otras categorías de la identidad de género como "personas con problema de salud mental". A pesar de que el Ministerio de Salud de Perú (Minsa) aclaró en un comunicado que la diversidad de género y sexual "no son enfermedades" ni "trastornos".

El Ministerio de Salud emitió el viernes 10 de mayo un decreto supremo que actualiza el Plan Esencial de Aseguramiento en Salud (PEAS), que representa el plan mínimo de beneficios que una persona recibe al afiliarse a un seguro de salud público, privado o mixto. En el PEAS, se especifican los procedimientos médicos básicos a los que una persona puede acceder.

Dentro de las condiciones asegurables y bajo el inciso de "persona con problema de salud mental", el programa incluyó lo que según el Gobierno peruano es el "transexualismo, el transvestismo de rol dual, el trastorno de identidad de género en la niñez, otros trastornos de identidad de género, trastorno de la identidad de género (no especificado), transvestismo fetichista y orientación sexual egodistónica".

En el comunicado del Minsa —difundido en sus redes sociales— se explica que la normativa fue actualizada para "garantizar que la cobertura de atención sea completa en salud mental".

Después de esto, el gobierno de Perú, a través del Ministerio de Salud, emitió un comunicado aclarando que la orientación sexual y la identidad de género no constituyen en sí mismas un trastorno de la salud física y mental. Esta declaración surge tras la controversia generada por la inclusión de la transexualidad y otras identidades de género dentro del ámbito de los trastornos mentales en el Decreto Supremo N° 009-2024-SA, aprobado el 10 de mayo.

El Ministerio de Salud enfatizó que la transexualidad y otras identidades de género no deben ser consideradas como enfermedades mentales y que Se reitera el compromiso de brindar atención y apoyo integral a las personas con diversidad sexual e identidad de género, sin discriminación ni patologización.

Más reciente