ir al contenido
🔴

El orangután de la protección social

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Aunque asunto recurrente, es prudente que los colombianos sean conscientes de los cambios inminentes si en Ley el proyecto del Sistema de Protección Social se convierte.

Sustentado en cuatro pilares ha sido presentado. Pilar solidario, semi-contributivo, contributivo y de ahorro voluntario. Aplicable a todas las personas residentes en el país y a colombianos domiciliados en el exterior. Mujeres de 50 y hombres de 55 años, pobres y vulnerables, en el pilar solidario, cobertura tendrán. Mujeres de 60 y hombres de 65 años, del pilar semi-contributivo, no quedarán atrás si sus semanas no llegaran a completar. Uno de los puntos del Sistema de Protección Social a resaltar, es el ingreso básico universal que busca implantar. No correrán con la misma fortuna los colombianos que se definan en el pilar contributivo, quienes serán más pobres si se logran pensionar. Pues el Régimen de Prima Media, con el método propuesto, por ahora solo proyecta entregar pensiones de un salario mínimo y medio, por el límite de dos salarios mínimos y un tercio para el IBC fijar.

¿Qué podrán recibir del Régimen de Ahorro Complementario? ¿Cuándo lo sabremos? Si aún no hemos podido interpretar el Régimen de Ahorro Individual instaurado en Colombia hace treinta años, el enigma encriptado no se ha podido encontrar, solo cuando el afiliado es sorprendido por el ingreso ínfimo conocido que ha construido, eso sí, el sistema financiero cada vez más fortalecido.

El cuarto pilar de ahorro voluntario al sistema financiero más robusto y rentable, al parecer el Sistema de Protección Social pondrá. A otear en la historia para resucitar las cofradías y casas de beneficencia que antes de que los seguros sociales y sistemas de seguridad social se crearan, era la manera como económicamente la humanidad se apoyara. En el último pilar no se puede vender la pensión como una cliente que me consultaba pretendiera. Lo que el régimen plantea es que los colombianos compren semanas para alcanzar una pensión en el pilar contributivo del Sistema de Protección Social, y eso que de protección social se trata.

Imaginemos si un simple sistema fuera lo que nuestra clase política propusiera, ¿Qué será lo que las nuevas generaciones esperan? ¿Qué hacer con el orangután que, asustado, ha migrado de la selva para refugiarse en el artículo 84? ¿tendrán que adoptarlo con el impuesto que se ha ocultado en el Sistema de Protección Social gestado en detrimento de todos los colombianos ya pensionados?

El padre del derecho laboral, Adán Andrade, por estos días, imagino no ha descansado. ¿Qué pasa con los colombianos que, al parecer, de acuerdo con los alzamientos políticos, están afectados? Pues él, desde 1944, proponía que si las cotizaciones, como mínimo, al 22%, no subían el sistema de seguros sociales no sobreviviría.

Cuando más colombianos empobrecidos estén, una reforma estructural vendrá, después de lo dejado por el Sistema de Protección Social hoy abanderado. Qué hacer para que en asuntos de seguridad social los dirigentes entiendan y comprendan que la expectativa de vida implica reformas estructurales donde se incremente la edad, otra salida 20 años para el cálculo del IBL sería. Pretender con reformas presuntamente paramétricas disminuyendo gastos por empobrecimiento de los futuros pensionados, un sistema pensional no es digno de ser consolidado. Si en Colombia los recursos no se dilapidaran, un gran Sistema de Protección Social se vislumbraría, como desde las leyes del principio de la década del siglo XXI, en Colombia se proponía.

Si mujeres a 1 de julio del año 2025, reflejaran 750 semanas y hombres acreditaran 900, tendrán una pensión digna en el sistema actual. Quienes no cuenten por ahora con este número de semanas, a reinventarse. Porque el Sistema de Protección Social integral a los de ingresos superiores a dos mínimos y un tercio empobrecerá. Este análisis continuará.

*abogado@jorgeluisquinterogomez.com

Más reciente